LA REINA DE LA BELLEZA DE LEENANE, efímera irradiación

Marta Lubos y Cecilia Chiarandini en un dúo perfecto

La reina de la belleza de Leenane – Actúan: Cecilia Chiarandini, Sebastian Dartayete, Marta Lubos, Pablo Mariuzzi – Vestuario: Isabel Zuccheri – Iluminación: Claudio Del Bianco – Sonido: Sergio Klanfer – Autor: Martin McDonagh – Dirección: Oscar Barney Finn

La reina de la belleza de Leenane nos cuenta la historia de Maureen (Cecilia Chiarandini), una mujer de cuarenta años apegada a su madre, pero de una manera enfermiza, siniestra. En realidad, las circunstancias de su vida la han llevado a quedarse sola y el cuidado de su madre recae sobre ella. Madge (Marta Lubos) es esa mujer amargada y castradora que convierte la vida de su hija en un infierno.

Maureen no se queda atrás y descubre formas de torturar a su progenitora cuando ve que cualquier posibilidad de ser feliz desaparece. La historia transcurre en Leenane, un pueblo irlandés en la comarca de Connemara, al oeste del país, un sitio al que no ha llegado aún la globalización.

La locura, la hostilidad, la violencia, el aislamiento irán cobrando un lugar fundamental en el texto. El Pato (Pablo Mariuzzi) aparece en la vida de Maureen para darle una mínima esperanza. La química entre ellos no tarda en manifestarse y si bien mucho no pueden hacer para estar juntos, un incipiente amor la hace a Maureen verse bella, ser dueña de una belleza efímera que se irradia, convertirse en la reina de la belleza de Leenane.

Ahora bien, su madre no le facilita las cosas. Entre confusiones y malentendidos hará todo lo posible por alejar a Pato de su hija para tenerla solo para ella, pendiente de todas sus necesidades, de todos sus reclamos. Luego vemos a Ray (Sebastián Dartayete), que hace de intermediario para ayudar a su hermano Pato a concretar su amor por Maureen, aunque los obstáculos no dejan de presentarse. Pato tiene buenas intenciones, pero su hermano parece tener la cabeza en las nubes y no ayuda demasiado.

Con su texto, Martin McDonagh  estremece y deja sin aliento; esta no es una de esas obras que se queda en el mero relato, es una pieza que moviliza por las acciones y los diálogos, por la tensión permanente que se genera entre los personajes, por las emociones que se ponen en juego; resulta un drama intenso.

Marta Lubos y Cecilia Chiarandini son como dos reinas que encienden el escenario porque ambas transmiten el dolor y las frustraciones en la carne y en la piel. Pablo Mariuzzi también nos brinda un trabajo que nos toca de cerca y que nos llega. Sebastián Dartayete resulta acertado y asertivo en sus intervenciones.

Todo este brillante elenco no sería lo que es sin la dirección de Oscar Barney Finn, que consigue que el difícil texto se encarne en los actores con ferocidad e irreverencia. Milly Vázquez

Viernes a las 20
Teatro El Tinglado
Mario Bravo 948 – Cap.
(011) 4863-1188
teatroeltinglado.com.ar

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta