INTENSIO, palpitante arrebato

Excelente presentación de Daniil Simkin y sus amigos

Intensio – Intérpretes: Isabella Boylston, Céline Cassone, Alexandre Hammoudi, Blaine Hoven, Calvin Royal III, Heeo Seo, Daniil Simkin y James Whiteside – Balletografía: Alexander Ekman – Coreografías: Gregory DolbashianJorma Elo y Anabelle López Ochoa

A esta altura, Daniil Simkin ya es viejo conocido de los balletómanos argentinos: sus apariciones en las Galas Internacionales de Ballet que anualmente produce el Grupo Ars -y en Don Quijote en 2014- han develado al sorprendente intérprete nacido en Rusia hace veintiocho años y calificado como “el nuevo Baryshnikov”.

Simkin presentó Intensio, un espectáculo con cuatro obras relativamente breves, en cuya concepción global explora nuevos recursos escénicos para adicionarlos a coreografías que coquetean con lo neoclásico, como en el caso de Nocturne / Etude / Prelude de Jorma Elo; o son crudamente actuales, como Welcome a stranger de Gregory Dolbashian. La primera exhaló un poético espíritu magníficamente traducido por Simkin, Isabella Boylston y James Whiteside, del American Ballet Theatre; mientras que Dolbashian eligió un lenguaje electrizante y frenético.

La primera parte concluyó con Simkin y el escenario, planteado como una continuación del inefable corto Simkin y la ciudad, filmado en Nueva York. Es una simpática aproximación a la intimidad del bailarín –que quería ser dentista- y sus primeros pasos en la danza, testimoniados en un video con el que interactuó e incluyò la aparición en vivo de su padre Dmitrij. Además se escuchó una entrevista en off, que acercó datos interesantes mientras el divo deslumbraba con su técnica perfecta.

Pero todo repuntó notablemente con Island of memories, cuyo magnífico juego de espejos y luces creó una atmósfera onírica. La coreografía de Annabelle López Ochoa transitó por algunos momentos de lirismo y otros de intensa energía, donde los excelentes siete bailarines que acompañaron a Simkin tuvieron un fuerte protagonismo. En especial, la pareja conformada por la encendida pelirroja Céline Cassone y Calvin Royal III exhibió una notable simbiosis.

Las cuatro estaciones de Vivaldi, revisitadas por Max Richter, base musical de la obra, fueron un claro símbolo del camino elegido por la estrella del American Ballet Theatre: renovación y vértigo, sin dejar de lado los orígenes. Patricia Casañas

Se dio 12 y 13 de noviembre 2015
Teatro Coliseo
M. T. de Alvear 1125 – Cap.
teatrocoliseo.org.ar

Publicado en:

Deja una respuesta