EL PARTENER, telúrico grotesco

Un clásico de Kartun en atrayente versión

El partener – Actúan: Rodrigo Álvarez, Juan Palomino y Ana Yovino –  Vestuario y Escenografía: Mariana Tirantte – Iluminación: Gonzalo Córdova – Coreografía: Mara Linari – Autor: Mauricio Kartun – Dirección: Manuel Vicente

El dramaturgo y director Mauricio Kartun, escribió El partener -obra clásica del repertorio nacional- en 1988, durante un viaje a Gualeguaychú, influido por las costumbres pueblerinas. Afirmó que “está hecha de cosas que me conmueven hasta el alma. Las profesoras de folclore. Las peñas semanales. Un padre y un hijo varón, solos. Los artistas de cantina. Algunos pueblos de Buenos Aires…”.

La historia transcurre en la ciudad de Campana. Pachequito -el personaje bien llevado por Juan Palomino– es un gaucho  recitador criollo decadente que vive en un sucucho pobre, maloliente y lleno de cucarachas, muy bien logrado en la escenografía de Mariana Tirantte. Le cuesta llevar adelante su proyecto afectivo, le cuesta hacerse cargo de la paternidad de su hijo Nico. Este hombre enamoradizo corre detrás de cualquier mujer que se le cruza. De hecho, con una paraguayita imaginaria, Palomino logra una bella escena plena de humor.

En esta tragicomedia  telúrica del grotesco criollo hay mucha poesía gauchesca y sensibilidad para tratar la soledad y los vínculos familiares. Nico, el adolescente zapateador, busca desesperadamente a su padre, con quien solía componer un dúo artístico. Cuando finalmente se encuentran, Pacheco ha comenzado un derrotero con Nydia, “primero con y griega y después con i latina” recalca magistralmente. La mujer es la profesora de folcore que siempre vivió en el pueblo, y su gran sueño es salir de gira con Pachequito quien le prometió llevarla a  Vivoratá. Tendrá escenas de amor y desamor con la dupla padre e hijo.

Son tres personajes solos, en busca de un partener, indispensable para la vida. El capítulo Medios hábiles del Sutra del loto explica que la verdad de todas las cosas tiene características clasificables en diez factores: el décimo -para  una de las escuelas budistas japonesas- se llama Nyo ze honmak kukyo to, se traduce como “coherencia del principio al fin” y así podríamos calificar la actuación de Rodrigo Alvarez;  es coherente su tono campero, su decir desde que da el primer paso en el escenario hasta que concluye la obra, en cambio a Palomino se  le  pierde por momentos el acento típico del recitador criollo. También es coherente y encantador el personaje interpretado por  Ana Yovino. Los tres actores gozan de la acertada dirección de Manuel Vicente.

La soledad los asfixia. “Que orfanato esta tierra, mamita… ¡No habemos dos que hagamos un par…!” dice Pacheco, antes de volver a partir. Marcos Alonso

Se dio hasta fin de 2013
Teatro del Pueblo

Av. Roque Sáenz Peña 943 – Cap.
(011) 4326-3606

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta