DÍA DE LA MÚSICA, filarmónica reunión

Insignes mujeres se reunieron para conmemorar a Santa Cecilia, convocadas por Cecilia Scalisi

Hay diferentes maneras de celebrar el Día de Santa Cecilia o Día de la Música. Y nos tocó asistir a un festejo muy particular, sobre todo por el empuje de su organizadora y las notables mujeres que reunió en un muy ameno desayuno. Si hay alguien que durante 2009 ha generado cursos, ha impulsado artistas, ha promovido la música clásica a través de diferentes expresiones, y todo realizado desde el amor y la pasión por el particular arte de combinar los sonidos, es Cecilia Scalisi. Con inigualable tesón y mucha generosidad, supo albergar en su propia casa a muy jóvenes cantantes para que conocieran y aprendieran de magistrales clases, por ejemplo con el tenor Martín Oro.

Junto al Instituto de Formación Cultural y Política Hannah Arendt, Scalisi ofreció a partir de agosto un curso de apreciación de la ópera, con obras que marcaron épocas e hicieron escuela en el arte musical. Con la misma energía protagonizó, junto a Bruno Gelber, las ya célebres Historias de amor al piano, evidenciando un notable conocimiento de las pequeñas historias y anécdotas de la vida de grandes compositores.

Después de haber dedicado un libro al tenor José Cura, caratulándolo como “titán de la lírica”, no cejó hasta lograr la estupenda edición de El Teatro Colón de Buenos Aires y la Staatsoper de Berlín, mientras reflejaba sus opiniones y acertados comentarios en sus columnas para el diario La Nación.

día de la música

La pianista Pía Sebastiani y el tenor Duilio Smiriglia

Como si lo mencionado hubiera sido poco, Scalisi planeó un cierre de año dedicando un desayuno especial, por el Día de la música, en conmemoración de Santa Cecilia, a grandes hacedoras y benefactoras mujeres relacionadas con el quehacer musical. Si bien no fue la primera vez que lo hacía en nuestro país -y también en Europa-, en esta oportunidad abrió la puerta a algunos hombres. Fue justamente el Maestro Adalberto Tortorella, brillante clavecinista y decano de la educación musical en Argentina, quien muy emotivamente agradeció a la anfitriona su destacada e impecable labor con palabras emotivas y sinceras.

Del encuentro participaron también pianistas como la exultante Pía Sebastiani -quien confiesa sin ambages sus ochenta y tantos-, Graciela Beretervide, y Martín Leopoldo Díaz, además factotum del Programa Cultural Claridge. Melómanas inclaudicables, Carmelita Herrera Vegas y Hiroko Mukoyama, compartieron la charla con Pupi Sebastiani, productora de MET Live en Argentina,  mientras María Kodama y Liliana Ambrogi se comprometían una vez más por la cultura.

Teresa Grüneisen de Maronese, del Mozarteum Argentino, estuvo presente junto a sus compañeras Denise y Gisela Timmermann, y  la simpática Agustina Amuchástegui. La Fundación Teatro Colón, representada por María Taquini de Blaquier y Eva Alberione, trajo regalos para todos. Patricia Casañas, de Buenos Aires Lírica, y Graciela Nóbilo, alma mater de Cantabile, hablaron de los Conciertos Pilar Golf.

Marie Antoinette von Wuttenau, de Festivales Musicales y Academia Bach, y Ana D’Anna, de Juventus Lyrica, celebraron junto a Georgina Ginastera, hija del compositor argentino. Sony Classical agasajó también a los invitados obsequiando el último CD de nuestra exquisita violoncelista Sol Gabetta.

Hacia el mediodía, con su voz diáfana y potente, el tenor Duilio Smiriglia deleitó a todos con una excelsa y expresiva versión -cantada a capella– de Dein ist mein ganzes herz (Tuyo es mi corazón) de Franz Lehar, seguramente dedicada a alguna de las bellas mujeres que, en homenaje a Santa Cecilia, compartieron el Día de la Música en armoniosa mañana. Martin Wullich

Fue el 23 de noviembre de 2009
En la Mansión Aberg Cobo

Publicado en:

Deja una respuesta