MARTA LUNA, entrevista

Nuevo trabajo de la Orquesta de Cámara Artis: "Músicas argentinas"

Desde su debut en el Teatro Colón (1991), la Orquesta de Cámara Artis ha estado bajo la dirección de Marta Luna. Formada en el Instituto Superior de Música de la Universidad Nacional del Litoral y en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, discípula de Pedro Ignacio Calderón y de Jean Fournet, la directora siempre cuidó que su agrupación reuniese a los músicos más destacados del ambiente musical argentino.

Ese perfeccionismo se nota cuando uno ve los nombres en los programas de la orquesta; pero además se escucha. El primer registro de la agrupación estuvo dedicado a los conciertos de Antonio Vivaldi (Vivaldi en Buenos Aires, 2003), con la participación de notables solistas como Pablo Saraví, David Seghezzo, Carlos Nozzi, Luis Rocco, Gabriel la Rocca y Víctor Villadangos.

Ahora, dieciséis años más tarde, se edita el segundo registro de la Orquesta de Cámara Artis, que acaba de ser nominado en la categoría Mejor Álbum de Música Clásica en la edición 2020 de los Premios Gardel. La calidad musical es la misma, pero el enfoque ha cambiado radicalmente. Editado por Acqua Records, el álbum se titula Músicas argentinas. El notable programa está integrado por tres obras musicalmente muy interesantes y al mismo tiempo de lenguaje accesible, de tres compositores argentinos contemporáneos. Incluye un concierto para piano, una suite para orquesta de cámara y una suite concertante para guitarra, todas en sus respectivos primeros registros mundiales.

El disco se inicia con el Concierto por tu presencia, para piano y orquesta de cuerdas, de Pablo Aguirre (Buenos Aires, 1961), con la participación solista de Natalia González Figueroa. Siguen las Nueve miniaturas para orquesta de cámara de Ramiro Gallo (Santa Fe, 1966), conocido en el mundo del tango contemporáneo por su trabajo con El Arranque, la Orquesta Arquetípica y su Quinteto. Se completa con una suite concertante para guitarra y orquesta de Jorge Morel (Buenos Aires, 1931): la Suite del Sur. Inspirada en los ritmos y el canto característicos del folclore argentino, enriquecidos por el marco orquestal, la obra fue estrenada en su momento por Zubin Mehta y la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, también con el propio compositor como solista. A la hora de hacer el primer registro discográfico de la obra, sin embargo, prefirió hacerlo con músicos argentinos.

Conversamos con Marta Luna, creadora del proyecto y directora de la orquesta.

¿Por qué la decisión de grabar, después de Vivaldi, un disco dedicado íntegramente al estreno de tres obras argentinas contemporáneas?
Músicas argentinas es una producción de la Orquesta de Cámara Artis y responde a una necesidad artística: difundir nuevas obras de compositores argentinos actuales. Ese fue el criterio en esta etapa de maduración artística de la agrupación. Las obras elegidas, de Pablo Aguirre, Ramiro Gallo y Jorge Morel, tienen en común -además de haber sido escritas por tres músicos argentinos vivos- el estar inspiradas en la esencia de nuestra música popular. Las tres elaboran, con un sonido orquestal y camarístico, elementos rítmicos, melódicos y armónicos populares. Desde allí aportan al repertorio académico tres composiciones de marcada identidad. Más allá de estos aspectos comunes, cada obra tiene un formato y características diferentes, que enriquecen la propuesta.

Por lo general, cuando el público piensa en música clásica piensa en obras compuestas en el pasado, cuando se habla de música argentina se piensa en tango o en folclore, y cuando se trata de música contemporánea se suele pensar en obras poco amables o destinadas a un melómano muy específico. Sin embargo, las tres obras incluidas en este disco escapan a estos tres prejuicios. ¿Qué reflexión podrías hacer al respecto?

Si bien existen etiquetas que sirven para reconocer las distintas expresiones musicales, lo fundamental es que la música y los artistas transmitan  algo y movilicen la sensibilidad de quien escucha, sea cual fuere el estilo o la técnica. Creo que con el trabajo hecho nos hemos aproximado a ese objetivo. Por otra parte nuestra música argentina crece día a día en sus diferentes manifestaciones, a partir de su amplia diversidad de orígenes e influencias, y merece recibir todo el apoyo y la difusión posibles, tanto para sus compositores como para sus intérpretes. Nosotros hemos asumido nuestra parte en el marco de esa responsabilidad.
Además creo que las obras orquestales con elementos de la música popular constituyen el puente necesario para conectar las raíces con nuevos públicos. Como directora de orquesta y maestra de música de cámara, entiendo que debo apoyar la difusión de las obras argentinas y latinoamericanas, ya que nos representan y además enriquecen la identidad de los intérpretes.

Actualmente el rol de la mujer en la Argentina se está revalorizando. Pero tu carrera, Marta Luna, como directora de orquesta viene de mucho antes. ¿Cómo nació tu vocación y cómo fueron los desafíos de ser directora cuando comenzaste?
Celebro el avance y reconocimiento de la mujer que se está dando en el mundo, desarrollando múltiples profesiones y actividades, aportando la dosis de energía femenina necesaria. En la música contamos cada vez con mayor participación y difusión de compositoras, directoras, instrumentistas y cantantes. Así crece también la presencia femenina en los escenarios.
En cuanto a mi experiencia personal, sentí desde muy chica el llamado de la música, ya que vengo de una familia de músicos, y  ese ha sido mi modo de expresión, desde el piano, la dirección y la enseñanza. Siempre me atrajo la música compartida, tanto como la riqueza tímbrica, y así es como llego a la dirección orquestal, preparándome lo mejor posible para poder interpretar las intenciones de los compositores y las necesidades de los instrumentistas y cantantes, en la música orquestal y de cámara. Desde mis comienzos en la dirección, he recibido apoyo y consideración de mis maestros y músicos para llevar adelante mis proyectos musicales, si bien no era habitual la presencia femenina en el podio. 

¿Y en cuanto a los desafíos a los cuales debés enfrentarte actualmente?
Como todo director de orquesta, he tenido que afrontar las exigencias y dificultades que son propias de la profesión. Y esto continúa siendo así. Pero la posibilidad de llevar adelante mis objetivos artísticos me ha alentado a continuar en esta especialidad. Los desafíos de la actualidad son los mismos que debemos asumir todos los artistas, especialmente en un mundo tan mediático y efímero como el que nos ha tocado vivir: sostener una verdadera vocación y mantener una formación siempre sólida.

Para escuchar a la Orquesta de Cámara Artis:
artisorquesta.com

Canal Orquesta Artis en YouTube
Canal Orquesta Artis en Spotify
Canal Orquesta Artis en Bandcamp

Publicado en:

Deja una respuesta