TANGO CORRUPTO, prolija originalidad

Excelente trabajo musical y humorístico en un show impecable

Tango corruptoIntérprete: Oscar Lajad – Artista invitada: Sandra Guida – Coreografía y baile: Sebastián Colavita – Músicos: Julia Peralta, Carolina Rodriguez, Federico Salgado y Romy Terzo – Vestuario: Alberto Mauri – Arreglos musicales: Gustavo Calabrese – Iluminación y Dirección: Julio Panno

Un repertorio de 80 minutos sitúa al tango como la madre de todos los géneros. O al menos eso parecerían haber logrado Oscar Lajad y Julio Panno al recuperar canciones que fueron un hito en la música popular. Los ritmos tangueros reversionan temas de voces internacionales como Raffaella Carrá y Xuxa, figuras de la cumbia como Gilda, Ráfaga y “El Potro” e incluso canciones infantiles de Gaby, Fofo y Miliki o Corazón con “aujeritos”. Si corruptos han sido estos tangos por pertenecer a otros géneros, también lo ha sido su baile de a tres, y si fue de a dos, una reminiscencia de su génesis hizo que se diera entre hombres. La destreza del elenco sorteó estos desafíos para concertar un acabado espectáculo.

Es menester decir que Lajad también sobresale por su voz y su actuación, con notable carisma y una gran empatía con el público. La revelación de este artista culmina al mostrarse multifacético, pues es un virtuoso bailarín que, junto a Sebastián Colavita (a cargo de la coreografía), deleitan con sus despliegues y movimientos. Sandra Guida, poseedora de una límpida y potente voz, ha realizado notables arreglos vocales que se amalgaman bien con los arreglos musicales de Gustavo Calabrese. Las canciones, casi fieles a la letra original, tienen acertados guiños que fueron adaptados al mundo tanguero. Así, Chindolele de Xuxa se refiere a esos “loquitos, porteños y bajitos” y en el tema de Miranda, “la guitarra de Lolo” fué reemplazada por un bandoneón.

Los cantantes están acompañados por un grupo de músicos en donde se destacan Romy Terzo en piano y Julia Peralta en bandoneón, junto a Carolina Rodríguez en violín y Federico Salgado en contrabajo. Si la corrupción ha sido un término para evocar en reiteradas ocasiones actos que provocan aversión, aquí, por el contrario, los corrompidos tangos son una manifestación de renovado ingenio. Martín Quiroga Barrera Oro

Se dio hasta fin de julio 2016
Tango Porteño
Cerrito 570 – Cap.
(
011) 4124-9400
Estrenó en Molière Teatro

Publicado en:

Deja una respuesta