SANTIAGO ÁLVAREZ, entrevista

El armonicista presenta "Domingo", su álbum debut

Con talento y pasión, Santiago Álvarez consigue unas versiones excelentes de temas clásicos como Alfonsina y el mar. Chamamé y tango son los géneros que frecuenta y suele presentarse los domingos en la feria de San Telmo, hecho que le ha dado el nombre a su disco. Son sus maestros Franco Luciani y Pino Enríquez quienes lo han iniciado en su fecundo camino. Ha aprendido no solo a tocar la ármonica sino también la guitarra y hasta a practicar tai chi chuan.

¿Cómo fue tu primer contacto con la armónica?
Estudio la armónica desde los 16 años. A esa edad comencé a estudiar de manera esporádica y con profesores particulares la armónica diatónica (popularmente conocida como “blusera”). De esta etapa no hice mucho más que estudiar y no entré de lleno en la actividad musical. Fue a los 21 años que descubrí a Hugo Díaz interpretando música popular argentina con la armónica cromática y eso marcó un nuevo rumbo para mí. Sus interpretaciones de zambas, chacareras, sus discos interpretando a Gardel… Por ese entonces, comencé a apasionarme por toda la música argentina y a escuchar las radios sobre esta temática. Troilo-Grela, Roberto Goyeneche, Piazzolla, Mercedes Sosa, Alfredo Ábalos, Carnota, fueron los primeros músicos que marcaron mi camino de escucha ferviente.

¿Cuáles fueron tus maestros? ¿Qué aprendiste de ellos?
Tengo un gran respeto por las personas que cultivan el saber y siempre me sentí protegido en mi búsqueda personal al decirme que tengo maestros de quien aprender. De la música y de la vida. Por nombrar a dos, dentro de lo musical, Franco Luciani por un lado, que en 2008 y durante casi dos años me enseñó las bases para tocar la armónica cromática. Por otro lado, al guitarrista Pino Enríquez. Con este último desarrollamos un camino de aprendizaje que duró 6 años, en los cuales tratamos la armónica, la guitarra e incluso hasta el Tai Chi Chuan. Sigo aprendiendo de ellos hasta ahora.

Hoy en día te acercás al chamamé y al tango, ¿por qué los elegiste?
Soy de Buenos Aires, aunque me fui de muy chico y volví a los 16 años. Por ende, el tango fue lo primero que intenté interpretar. Lo hice con un grupo que se llamó Tanino Dúo, junto al guitarrista Fernando Sánchez. Con esta agrupación grabamos tres discos –Tango+Folklore en 2012, Pulso Sur en 2015 y Ni es Cielo Ni es Azul en 2017-  e hicimos nueve giras a Europa y Latinoamérica. El tango me ha posibilitado desarrollarme como músico profesional. Además me ha llevado a lugares inesperados como Finlandia, Rusia o Eslovenia. El interés por el chamamé, por otro lado, tiene algunos años y siento que recién comienza a nacer.

¿Cómo fue, Santiago Álvarez, tu encuentro con el chamamé?
Los discos que me marcaron de este género fueron Por Cielos Lejanos y Refugio de Soñadores, de Rudi y Nini Flores. Había algo en esa música que me llamaba la atención. En enero de 2017 decidí hacer un viaje a Corrientes en calidad de observador, para empaparme del paisaje y la cultura de una región llena de particularidades muy interesantes, que en las grandes ciudades siento que ya se han perdido. Recorrí en soledad  con mi mochila y mi carpa los pueblos lindantes con los Esteros del Iberá, como Loreto, San Miguel, Caá Catí, conocí el Río Paraná en Bella Vista y pasé nueve noches en la Fiesta Nacional del Chamamé en la capital correntina.
Es decir, me empapé por un tiempo de la cultura del pueblo y de la música que lo sostiene. El chamamé está muy presente en la vida del correntino. Desde ese momento estudio el género. Percibo a esta música como muy paisajística, llena de naturaleza y de agua que corre.

¿Cómo son los dúos que conformás con Emilio Faryna y Agustín Luna?
Los dúos conformados con estos dos guitarristas son el corazón central de Domingo,mi primer disco solista. A partir de los ensayos y las bases armadas en los mismos con Agus y Emi, se le dio forma a las interpretaciones.

Contanos tu experiencia con Agustín Luna en San Telmo los domingos.
Todos los domingos, yo desde hace cinco años y Agustín hace casi diez, compartimos música en la feria de antiguedades de San Telmo (este año la feria cumplió 49 años) para los vecinos y turistas que recorren la esquina de Humberto I y Defensa. Allí tenemos nuestro puesto, heredado, de alguna forma, del trabajo del guitarrista Gustavo Margulies, que junto con un equipo de bailarines, esta ahí desde hace más de veinte años. Cada semana es un día de fiesta y encuentro y es justamente la razón del nombre del disco Domingo.

¿Qué nos podés decir de Tanino Dúo y de las giras que han hecho?
Fue una tremenda experiencia de nueve años con el guitarrista Fernando Sánchez, en la que creo que terminé de elegir la música como camino profesional. Con esta agrupación sentí que era posible dedicarme a esto de hacer música. Así fui perdiendo los miedos. Viajamos a Europa nueve veces, grabamos tres discos, tocamos con grandes músicos. Todo rondando la música del tango, fundamentalmente.

¿Pensás que tu carrera de sociólogo converge con la del músico?
Creo que tengo herramientas de formación que me gustan en mí al haber estudiado una carrera universitaria dirigida al pensamiento social. No se puede hacer mucho más que estudiar con la sociología, pero siento que las experiencias que busco y la forma de ver el mundo que tengo, sin duda están influidas por esto.

¿Cuál es la esencia de Domingo?
Es un registro de un momento de mi vida. Siento que todo se comparte y que se hace cada vez más real y profundo.

¿Qué expectativas tenés sobre este álbum debut?
Siento que es un puntapié inicial para continuar estudiando y proyectándome como músico profesional desde la armónica como solista.

¿Qué nos espera, Santiago Álvarez, en la presentación del jueves 5 de diciembre?
Estaremos mostrando el repertorio que conforma el disco y nuevos arreglos que estamos trabajando. Tengo la suerte de que van a estar casi todos los invitados que grabaron en el disco, así que será una noche irrepetible.

Fue el 5 de diciembre de 2019
Hasta Trilce
Maza 177 – Cap.
011 4862-1758
hastatrilce.com.ar

Publicado en:

Deja una respuesta