PULSADOS, intimismo barroco

Los hermanos de Olaso protagonizaron la segunda fecha del nuevo ciclo de conciertos Músicas del Payró

Antes de mencionar a los Pulsados del título, celebremos el surgimiento de un nuevo espacio donde se realiza arte. El Teatro Payró tiene en verdad una larga historia, que arranca en 1952, y de hecho ha sido reconocido como la sala teatral independiente más antigua de la ciudad. Pero toda historia tiene etapas: ubicado en un subsuelo de la calle San Martín, en pleno centro porteño, el lugar atravesó peripecias diversas, tanto edilicias como políticas. Este año marca un nuevo punto de partida a través de una renovada gestión que tuvo la iniciativa de darle un lugar a la música a través del ciclo Músicas del Payro, dedicado a un variado repertorio, que podrá escucharse de abril a noviembre, los segundos y cuartos martes de cada mes, a partir de una programación realizada por Haydée Schvartz y Miguel de Olaso.

El ciclo toma como punto de partida el concepto de la diversidad, pero también el del intimismo que plantea la sala por su disposición y sus dimensiones. Se trata finalmente de un sótano, que a simple vista puede generar dudas en cuanto a sus cualidades acústicas. Sin embargo, el exigente programa que tuvimos ocasión de apreciar demostró la eficacia del auditorio: los hermanos Manuel y Miguel de Olaso, en instrumentos pulsados, clave y laúd respectivamente, abordaron un programa integrado por dos sonatas a trío de Johann Sebastian Bach y dos suites, una para clave solo del mismo compositor y otra de Giovanni Zamboni Romano, para laúd solo. A pesar de sus diferencias, estos dos instrumentos están tan emparentados como sus intérpretes: ambos son instrumentos pulsados o de cuerdas pulsadas, con la diferencia que uno se toca directamente con los dedos y el otro a través de pelctros que son accionados desde el teclado. Y ambos son instrumentos muy sutiles en su sonoridad.

Escuchar a Bach siempre es una experiencia renovadora, pero descubrir la exquisita música de Zamboni interpretada en vivo resultó una experiencia por demás gratificante. Es cierto para cualquier obra musical decir que ella existe sólo en el momento en el cual suena, pero en el caso de compositores olvidados, como el de este delicado barroco italiano, esta verdad cobra aun más peso: son músicas dormidas, que resurgen a través de los siglos y la distancia cuando suenan, casi como si se tratara de una mágica invocación. La magia, por supuesto, la hacen los intérpretes.

La excelente interpretación de los hermanos de Olaso prologa una tan interesante como programación planteada para el resto del año, que incluye desde música antigua a obras románticas y contemporáneas, en diferentes formatos y con destacadas figuras, como Los Ministriles, el Cuarteto Nuntempe, Pablo Pollitzer, Walter Ujaldón, Víctor Villadangos, la Camerata Argentina de Guitarras, el ensamble vocal Non Sense, Víctor Torres o Adriana Mastrángelo, entre muchos más, garantía de una elevada calidad musical. Sólo resta esperar que Músicas del Payró se prolongue en el tiempo, para lo cual será fundamental el seguimiento de un público que merecía una propuesta de estas características.  Germán A. Serain

Fue el martes 28 de abril de 2015
Teatro Payró
San Martín 766 – Cap.
(011) 4312-5922
www.teatropayro.com

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta