JOE HISAISHI, Studio Ghibli Concert

Un concierto de Joe Hisaishi en el legendario Budokan de Japón

El viaje de Chihiro, El castillo en el cielo, Mi vecino Totoro, La princesa Mononoke, El castillo ambulante, Ponyo en el acantilado, Se levanta el viento, El cuento de la princesa Kaguya… Todas estas películas tienen algunos elementos en común. Todas son producciones de Studio Ghibli, un estudio de animación japonés reconocido por muchísimos cinéfilos como uno de los mejores del mundo. Fundado en 1985, es dirigido por el galardonado Hayao Miyazaki, responsable directo de todos estos títulos y tantos otros, que actualmente son distribuidos por la compañía Disney.

Consideradas obras maestras en su género, todas estas películas del Studio Ghibli tienen además otro punto en común: la música de todas ellas ha sido compuesta por una misma persona: el compositor Joe Hisaishi. Para quien guste de estos detalles, diremos que se trata del nombre artístico de quien en realidad fue llamado Mamoru Fujisawa. El nombre artístico de Joe Hisaishi es un juego que hace referencia a uno de los ídolos de Fujisawa, el músico y compositor americano Quincy Jones (escrito en ideogramas, el nombre 久石 譲, que nosotros leeríamos como Hisaishi Jō, también podría sonar como Kyūishi Jō).​

Llamémoslo como él ha querido: Joe Hisaishi. Nació en Nagano, Japón, en diciembre de 1950, y es responsable de más de cien bandas sonoras, además de músicas de concierto.  En su obra se mezclan el clasicismo europeo y la tradición japonesa, el minimalismo y la música electrónica experimental, incluso toques de la música pop, todo entremezclado de una manera inexplicablemente armoniosa.

Durante muchos años, la música incidental, orientada a complementar acciones teatrales, constituyó un capítulo aparte dentro de la producción musical clásica o académica. En los albores del siglo XX, a ese capítulo se sumó la música de cine y, como una rama específica dentro de esa categoría, mucho más tarde aparecería la música específicamente destinada al cine de animación. Dentro de este segmento, Joe Hisaishi ya es considerado prácticamente un héroe. Fuera de ese segmento, su música merece ser conocida mucho más.

En cuanto a las películas de Hayao Miyazaki, los fanáticos ya sabían cómo acceder a ese material, casi de culto. Pero ahora muchos de esos títulos fueron incorporados al catálogo de la plataforma Netflix, por lo cual podrán ser apreciadas por un público renovado. Para unos y para otros, nos pareció interesante rescatar este concierto brindado por Joe Hisahishi, quien además de compositor es director de orquesta y pianista. Fue en el legendario auditorio Budokan de Japón, en 2009, junto con los músicos de la New Japan Philharmonic World Dream Orchestra, para celebrar el 25º aniversario de Studio Ghibli. Germán A. Serain

 

Deja una respuesta