MIREYA, UN MUSICAL DE TANGO, mitos arrabaleros

Con acierto y efectividad cautiva esta obra musical costumbrista basada en el mítico personaje porteño.

Actúan: Nicolás Bertoloto, Gabriela Bevacqua, Lorena García Pacheco, Leandro Gazzia, Damian Iglesias, Verónica Pacenza, Bruno Pedicone, Martin Repetto y Eluney Paula Zalasar– Escenografía y Vestuario: René Diviú – Música original: Angel Mahler – Coreografía: Esteban Domenichini – Libro y Dirección: Pepe Cibrián Campoy

Alejándose de los musicales a que nos tienen acostumbrados, la dupla Cibrián–Mahler deja su estilo para incursionar en una partitura tanguera y darle vida en conmovedora versión. Mireya, que sueña con ser una gran artista, es engañada y sumergida en un mundo prostibulario que la atrapa poniendo en juego su vida. Logra escapar de esa pesadilla y conoce a un joven aristócrata que se enamora perdidamente y la lleva al éxito en Hansen, uno de los locales tradicionales de la época. Queda embarazada y planea casarse. Sin embargo, la madre de su amado la rechaza por no ser parte de la alta sociedad. Obligada a dejar a su hijo en manos de la abuela, se aleja.  Años más tarde, un encuentro marcará el desenlace, inesperado y conmovedor.

Pepe Cibrián Campoy escribe desde lo más terrenal su versión sobre el emblemático personaje que enfrenta cada obstáculo, dotándola de vibrante energía escénica. Si bien en alguno de los temas musicales encontramos cierta familiaridad con su estilo habitual, el resto se enmarca en una pieza netamente tanguera. La habilidad del autor para llevar a escena este tipo de melodrama, hace que se ponga atención en el desarrollo de las relaciones afectivas que plantea la historia, contraponiendo los sueños por el triunfo con las diferencias sociales.

Angel Mahler compuso la partitura,  que recrea el universo propicio. Es notable como brilla su creación cuando se aleja de las acordes tradicionales de otros musicales para meterse de lleno en el tango, rememorando musicales del cine nacional de antaño. La música es ejecutada en vivo por una excelente orquesta, integrada por Dolores Stabilini (violín), Carlos Di Palma (contrabajo),  Alejandro Guerschberg (bandoneón) y Damián Mahler (piano y dirección).

Gabriela Bevacqua se luce en un elenco de muy buen nivel, demostrando sus notables dotes de actriz y cantante. Ella es el sostén de la pieza y logra trasmitir los sentimientos y devenires del personaje, compartiéndolos con el espectador. El brillante  Leandro Gazzia interpreta al fiel amigo de Mireya, que la acompaña buscando también el amor, en un trabajo sumamente profesional. En tanto, Damián Iglesias construye muy bien al galán aristócrata, así como Martín Repetto recrea estupendamente al malo de la historia.

La despojada y dinámica escenografía de Rene Diviú marca espacios de referencia de la época junto a la iluminación que genera efectivos y acertados climas. Es también destacable el cuidado y característico vestuario que no deja detalles al pasar. La puesta en escena se completa con la coreografía de Esteban Domenichini, bailarín internacional que triunfó en Tanguera. El drama nos envuelve con sonidos del viejo Buenos Aires, incentivándonos a ahondar en una búsqueda  constante para concretar sueños y alcanzar metas. Sergio Boaglio

Miércoles a sábados a las 21
Domingos a las 20
Teatro Presidente Alvear
Av. Corrientes 1659 – Cap.
(011) 4373-4245

Publicado en:

Deja una respuesta