LOS INVERTIDOS, minucioso reflejo

Hipocresía y travestismo en 1914, con estética puesta en escena

Los invertidosActúan: León Bara, Emiliano Dionisi, Elsa Espinosa, Alejandro Falchini, Maia Francia, Margarita Lorenzo, Gustavo Pardi, Fernando Sayago, Gabriel Serenelli, Daniel Toppin – Vestuario y Escenografía:  Nicolás Nann – Iluminación: Claudio Del Bianco – Música: Diego Lozano – Autor: José González Castillo – Dirección: Mariano Dossena

El mismo título remite a tiempos pretéritos, cuando del tema prácticamente ni se hablaba en lugares de cierta prosapia y tampoco se mencionaba en una casa de familia. Se decía casi secretamente, a la manera de un chisme impactante, que fulano de tal era un invertido, un desviado, un amoral o -más lunfardamente, tal como lo menciona la mucama en la obra- un manfloro, un maricón, sin vueltas. El término gay distaba mucho de hacer su aparición y lo homosexual remitía más a una patología médica.

Los invertidos, escrita por José González Castillo en 1914, cuenta justamente las reuniones que tenía una casi logia cuyos integrantes llevaban una vida respetable, con familias constituidas, profesiones dignas y actitudes insospechadas de vicios, alcohol y sexuales festicholas. El siglo que la separa de nuestra época es muy atractivo para analizar diferencias históricas de ciertas costumbres que en un aspecto cambiaron mucho y en otros no se han modificado.

La estupenda puesta en escena recrea la garçonnière donde se producían los encuentros, muy bien ambientada y pródiga en detalles como lámparas, adornos, botellones de cristal, alfombras persas, bronces, un imponente piano  inglés Monington & Weston y una elocuente pintura de Bouguereau que corona el lugar símbolo de la decadencia, con un excelente clima logrado por la iluminación en tonos carmesíes. En contraste, la luz que entra por la ventana al austero escritorio de la mansión familiar, delinea el entorno del Doctor Florez, cuyo apellido figura en los diplomas que ostentan los títulos colgados en la pared.  También el vestuario está muy logrado y marca en sutiles detalles la sobriedad diurna y la concupiscencia nocturna, acompasada por música de ópera en arias veristas.

Una decena de actores otorgan vida a 11 personajes. Gustavo Pardi da impecable forma a un hipócrita que oscila entre el reconocimiento profesional y sabe manejar muy hábilmente su doble vida. Maia Francia, corporizando a la atónita madre, va creciendo histriónicamente hacia el dramático desenlace, donde muestra emotivamente el desengaño amparándose en su hijo con infinito cariño. Emiliano Dionisi recrea con elocuentes miradas al atildado adolescente de la casa, mostrando su inocencia no exenta de curiosidad ante la vida adulta; y sorprende por oposición con el personaje de una lujuriosa y sensual “damisela” que se sienta al piano y pavonea su cuerpo para hechizar a peculiares galanes.

El director Mariano Dossena ha logrado, sin perder la esencia del texto, una interesante y nueva visión en un tema que da para hablar desde que el mundo existe. Martin Wullich

Los invertidos
se dio hasta fin 2011
Teatro El Extranjero
Valentín Gómez 3378 – Cap.
(011) 4862-7400
Los invertidos en Wikipedia
Blogspot de Los invertidos

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta