LA TRADUCCIÓN (PRUEBA 8), die übersetzung

Un largo ejercicio teatral que explora los límites de la disolución del sentido

La Traducción (Prueba 8)Actúan: Maitina De Marco, Valeria Correa, Juan Isola, Vanesa Maja, Juliana Muras, Laura Paredes, Paula Pichersky, Luciano Suardi – Actuación en video: Elisa Carricajo, Pilar Gamboa, Juan Isola – Escenografía: Rodrigo González Garillo – Vestuario: Mariana Seropian – Iluminación: Ricardo Sica – Video: Manoel Hayne – Dramaturgia y Dirección: Matías Feldman

Una vez alguien señaló que, en verdad, en realidad, en los hechos, los sinónimos como tales no existen. Porque no hay dos palabras diferentes que puedan significar exactamente lo mismo. La palabra siempre será ella y su circunstancia. Ninguna palabra podrá jamás representar dos veces la misma cosa en las aguas de un mismo río. Vale decir, en el devenir de un mismo discurso. Así de claro —o de caóticamente absurdo— puede ser el ejercicio de ser espectador de La Traducción. Espectador, aunque también protagonista, porque interpretar no es, al fin y al cabo, sino un modo de traducir.

La historia que se presenta en escena es mínima, prácticamente inexistente, apenas un pretexto. Una banalidad cualquiera, apenas una excusa. Para demostrar que todavía lo central no ha sido dicho. Quizá no pueda llegar a decirse nunca. Haga el lector de estas líneas la prueba: la de repetir en voz alta una misma palabra —la que desee— de manera constante, de manera obsesiva, hasta que esa palabra llegue a perder todo sentido. Eso es La Traducción.

Además recordemos que toda traducción es una traición, por supuesto, como bien ha dicho Umberto Eco que suelen decir los italianos. Mientras tanto, dice Jacques Lacan que, en el acto mismo de nombrar, toda palabra hace desaparecer aquello que es nombrado. Con lo cual ninguna representación puede ser más que una fantasía.

Dicho todo esto señalemos que La Traducción (Prueba 8) no es técnicamente una obra teatral, tanto como un juego, un experimento escénico, una curiosa performance exploratoria de los límites a los que se puede llegar mediante la explotación intensiva de un determinado recurso, idea o elemento. Este ha sido el eje del Proyecto Pruebas, que desde 2013 bucea en torno de la percepción, los modelos de representación, los procedimientos teatrales y el lenguaje.

“El objetivo es probar sin tapujos algo que no haría en una obra convencional”, explica el director, Matías Feldman. Los antecedentes que confirman esto han sido, hasta el momento, El Espectador (Prueba 1), La Desintegración (Prueba 2), Las Convenciones (Prueba 3), El Tiempo (Prueba 4), El Ritmo (Prueba 5)El Hipervínculo (Prueba 7)

También admite Feldman que él prefiere errar por apostar de más antes que hacerlo por menos. “En general, le erro por demás”, ha confesado en alguna entrevista. Y ciertamente es probable que a La Traducción (Prueba 8) le sobre algo así como una hora de sus 150 minutos de duración total. Así y todo, la performance logra divertir a quien decida y consiga seguir su corriente. Pero para el público que se acerque con la idea de ver una obra teatral más o menos convencional, es probable que todo sea percibido como un tedioso e incongruente intríngulis. La evidencia de lo dicho estuvo en la cantidad de espectadores que abandonaron el teatro durante el intervalo en la función a la que asistimos. Una pena, pues la introducción a la segunda parte es, sin lugar a dudas, la sección más genial de este trabajo.

Deseamos aclarar que haber señalado la claudicación anticipada por parte de un sector del público no pretende establecer un juicio crítico, sino apenas consignar un dato. De nuevo: no estamos hablando de una obra teatral, sino más bien de una performance escénica, de un experimento semántico realizado a partir de materiales teatrales como las palabras y las gestualidades. Así considerado estamos ante un trabajo impecable, que acaso tenga más sentido para quienes se dediquen de un modo u otro al teatro antes que para el público en general. Por otra parte, ¿es acaso indispensable que todo trabajo teatral tenga un sentido? ¿Qué deberíamos entender por sentidoGermán A. Serain

Jueves a domingos a las 20
Última función: 3 de julio 2022
Teatro Nacional Cervantes
Libertad 916, CABA
teatrocervantes.gob.ar
Matías Feldman en Alternativa Teatral

Publicado en:

Deja una respuesta