LA NOCHE DEL 16 DE ENERO, singular veredicto

Un público convencido de su inocencia o su culpabilidad define el final de la acusada

La noche del 16 de enero – Elenco: Fedra Defendente, Mariángeles Di Lucrezia, Rocco Gioia, Magdalena Iglesias, Miguel Lumi, José Martiré, Sebastián Méndez Bruzzone, Mercedes Pereyra, Daniel Regidor, Jorge Román, Julian Rosner, Leandro Sanzone, Violeta Scarponi, Yamal Sayour, Ricardo Torre – Vestuario y Maquillaje: Mercedes Pereyra – Escenografía: Hugo Fontán, Marta  López Lecube – Iluminación y Sonido: Lorenzo Beretta, Alejandro Molinari – Música: Iván Marcori, Ramiro Suescun – Autoría: Ayn Rand – Dirección: Marta López Lecube

Aunque quisiera contar el final -espoilear dicen ahora- de La noche del 16 de enero, jamás podría, pues esto será decidido por el jurado, al cual pertenecen varios de los espectadores que están esa noche conmigo. El caso es así: un magnate aparece muerto; se duda si ha sido suicidio o asesinato. Se inicia el juicio que podría declarar inocente o condenar a la acusada, secretaria y amante del millonario.

Obra de la autora ruso estadounidense Ayn Rand, está basada en el caso real de Ivar Kreuger, aunque sus circunstancias son bien distintas. Lo más atractivo es que el espectador sigue las declaraciones -tal como el Jurado- y comienza a sacar sus conclusiones, influido por lo que declara la esposa del muerto, el ama de llaves, un detective, un sereno, un perito calígrafo, y otros personajes variopintos.

Claramente, en la medida en que son interpelados por el fiscal -notable y convincente trabajo de José Martiré– y por el defensor -buena y prolija interpretación de Sebastián Méndez Bruzzone– la balanza oscilará entre la culpa y la inocencia. Y uno también tomará su posición al respecto. El numeroso elenco ha sido bien dirigido por Marta López Lecube, quien marcó hábilmente personalidades y momentos psicológicos de victoria con sorprendentes efectos coreográficos, lumínicos y sonoros que quitan cierta monotonía de la que todo juicio adolece.

También se destacan Mariángeles Di Lucrezia, espontánea y divertida como la indiscreta ama de llaves, y Magdalena Iglesias -la acusada-, segura y categórica. Miguel Lumi personifica muy bien al distinguido John Whitfield, Fedra Defendente compone con carácter a la viuda, y Mercedes Pereyra es una jueza cabal y confiable. Pereyra ha sido además responsable del creativo vestuario que refleja con precisión la época en que se desarrolla el hecho (1934).

Con mucha modernidad, no solo el jurado, sino el resto del público puede votar también, utilizando un código QR impreso en el programa de mano que tiene tamaño de diario tabloide. Allí se aclaran -con la foto de cada uno- los nombres de actores y personajes, algo muy útil para quien quiera tener más información. Es admirable saber que el grupo que compone La noche del 16 de enero debió -por la pandemia- interrumpir sus ensayos apenas comenzado 2020. Aún así, en plena cuarentena, continuó trabajando vía zoom, lo que no solo es muy loable, sino que denota una gran dedicación y mucho amor por el teatro. Martin Wullich

Se dio hasta 2022
Teatro El Cubo

Zelaya 3053, Cap.
(011) 4963-2568
En la versión 2022, Luis Bustos Fernández reemplaza a Mercedes Pereyra en el papel del Juez Heath.

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Un Comentario

Deja una respuesta