TABERNIG-MORELLO, un diez siempre

Estupendo concierto de voz y piano de una dupla consagrada

Con un comienzo a puro Mozart, Daniela Tabernig y Fernanda Morello empezaron a despuntar un concierto que, conforme avanzaban los minutos, iba generando más apasionamiento en el público. La consagrada dupla de soprano y pianista prodigó a la nutrida concurrencia con un hermoso repertorio que abarcó obras del clasicismo, del romanticismo y de la era contemporánea.

En principio, se escucharon, de Wolfgang A. Mozart, cuatro lieder, composiciones que en aquellos tiempos eran ideales para ser interpretadas por mujeres, en esta ocasión la dupla Tabernig-Morello puso mucho esmero  en transmitir todo lo que el genio de Salzburgo tuvo para decir en estas cuatro obras: el anhelo de libertad en Lied der Freiheit K. 506, el amor y sus desvelos en Dans un bois solitaire K. 308, el misterio de la muerte en Abendempfindung K. 523 y el dolor ante el desamor y la infidelidad en Als Luise die Briefe K. 520.

Del clasicismo se pasó al romanticismo de Clara Wieck-Schumann con Ich stand in dunklen Träume op. 13, sobre un poema de Heinrich Heine, poeta nacido en Düsseldorf y considerado el último de ese movimiento. Luego, la fuerza de Alma Schindler-Mahler traducida en la energía puesta en In meines Vaters Garten precedió a la obra de otra mujer tan talentosa como Alma, o como Clara, mucho más que meras “portadoras de apellido”: Hai Luli! de Pauline Viardot, hija de Manuel García, hermana de María Malibran, alumna de Liszt. Otra mujer tenaz y talentosa, la primera estadounidense en componer una sinfonía, es la autora de la siguiente canción: The Year’s at the Spring, de Amy Beach (née Marcy Cheney).

El entusiasmo de Morello y la energía de Tabernig fueron en aumento a medida que las artistas transitaban por el repertorio romántico. El intermezzo fue un breve momento musical, otra vez con el apellido Schumann presente: Arabeske para piano op. 18, compuesto por Robert Schumann, esposo de Clara Wieck. Luego de esta deliciosa pieza, con la fineza con que Fernanda Morello nos tiene gratamente acostumbrados, vino el cierre con cuatro canciones del romántico tardío Richard Strauss.

Fue entonces que Daniela Tabernig brilló más que nunca con Morgen op. 27 No. 4, Zueignung op. 10 No. 1, Allerseelen op. 10 No. 8, y Cäcilie op. 27 No. 2. Estas cuatro piezas arrancaron aplausos y vivas unánimes en el público, que fue agasajado por las artistas con un bis: Over the Rainbow, la canción por antonomasia de la película El mago de Oz, con música y letra de Harold Arlen y Yip Harburg. Diez puntos de principio a fin. Viviana Aubele

Fue el 15 de junio de 2022
CCK – Sarmiento 151 – Cap.
cck.gob.ar
mozarteumargentino.org
Sitio Web de Fernanda Morello
Daniela Tabernig en Aproximaciones

Próximo concierto del mediodía:
Miércoles 29 de junio a las 14 

In Crescendo, cuarteto de guitarras
Obras de: Bizet, Gardel, Juan de Dios Filiberto, Troilo y Piazzola

Publicado en:

Deja una respuesta