ANTONIO Y CLEOPATRA, pasional tragedia

El Teatro Shakespeare presenta una de las piezas más conocidas del legendario autor inglés, con altas dosis de pasión, ambición, lujuria, amor, deseo y muerte.

Antonio y Cleopatra – Actúan: Ariadna Asturzzi, Miguel Di Lemme, Celeste García Satur, Hernán Jimenez, Gonzalo Jordán, Florencio Laborda, Sebastián Pajoni, Cristina Pérez y Christian Sancho – Bailarines: Laura Gerolimetti, Natalia Isaia, Ana Laura López, Matías Pashen, Verónica Peskin, Emiliano Pialvarez, Carlos Segura, Gisela Sotto y Nicolás Villalba – Vestuario: Verónica De la Canal – Escenografía: Rosa Cohen – Coreografía: Vanesa García Millan – Autor: William Shakespeare  – Director: Patricio Orozco

La versión que Patricio Orozco adaptó y dirige conserva el entorno histórico y  gran parte de los textos en verso que la obra trágica posee, pero a su vez mezclados con ritmos dance y electro, cadencias contemporáneas que conforman la gran variante de la propuesta. Los tiempos musicales son interpretados por un suntuoso cuerpo de bailarines, que ardientemente evocan desde un cotidiano festín hasta grandes y lujuriosas bacanales.

Christian Sancho encarna al gran Antonio en un estupendo trabajo actoral, que contrasta notablemente con la ausencia de fuerza y carácter que Cristina Pérez no aporta en el rol de la mítica Cleopatra. En un elenco parejo, se destacan la joven Celeste García personificando a Carminia  y el desventurado mensajero interpretado con mucho histrionismo por Hernán Jiménez.

El teatro, al estilo isabelino -que el Gobierno de la Ciudad construyó y se erige momentáneamente en Villa Luro-, copia con detalles arquitectónicos y a menor escala el Shakespeare’s Globe Theatre de Londres. Esto permite que el actor se involucre con el público -quebrando el límite que el escenario entablado les brinda-, para convertir gradas y arena, es decir el teatro completo, en un sólo gran escenario. Por la circunferencia del espacio el actor debe dirigir sus parlamentos y actuación también hacia su espalda y perfiles, generando un todo expresivo que debe ser leído en cuerpo y semblante. Y lo logran, claro. William Shakespeare, mediante. Andrés Ruiz Quintero

Se dio hasta fin 2013
Teatro Shakespeare

Av. Juan B. Justo 8500 – Cap.
Entrada gratuita

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta