UN POYO ROJO, animosa convivencia

Ocurrente trabajo de los bailarines Alfonso Barón y Luciano Rosso

Un poyo rojo – Actúan: Alfonso Barón y Luciano Rosso – Escenografía: Alejandro Ferrer – Coreografía: Nicolás Poggi y Luciano Rosso – Dirección: Hermes Gaido

UN POYO ROJO - www.martinwullich.com

Apenas se entra a la sala no hay un poyo rojo sino dos hombres en escena, vestidos con ropa deportiva. Como toda escenografía, unos lockers, típicos de club o de gimnasio. Sin preámbulos comienzan a moverse, saltan, bailan, expresando poco en los gestos y mucho en la mirada, que marca curiosidad mutua y masculina atracción. El desarrollo de su relación oscila entre el encuentro y el desencuentro, la seducción y el desinterés, la inocencia y lo morboso,  la contemplación, el respeto y la protección, sin desdeñar nunca lo lúdico que mezcla juegos de niños y de adultos.

Los inagotables Alfonso Barón y Luciano Rosso realizan un trabajo impactante, incluso en el sentido literal, ya que las variables coreografías incorporan golpes y lucha, pero también momentos silentes de suspenso, donde el sexo, la amistad y también el amor se hacen presentes sin solución de continuidad.

Es el silencio, la música sorpresiva y hasta las palabras de locutores que emanan de una radio manejada arbitrariamente lo que marca el devenir de algo que no tardará en llegar. Barón y Rosso ponen cuerpo y alma a los personajes, que podrían ser ellos mismos, tal el sentimiento de entrega. A ambos se les nota oficio y experiencia en el mundo de la danza.

En este espectáculo sin palabras, cada espectador es libre de interpretar a su manera el poyo rojo del título, mientras con avícolas movimientos los bailarines generan gracia, sorprenden y emocionan en un tour de force admirable y original. Martin Wullich

Se dio hasta fin de julio 2016
El Galpón de Guevara
Guevara 326 – Cap.
(011) 4554-9877
galpondeguevara.com
Estrenó en
Teatro Del Perro

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta