BELGRANO, modelo a seguir

Daniel Balmaceda y una impecable semblanza de un hombre a quien mucho le debemos

“Al calificarlo [a Manuel Belgrano] de prócer, creo que es necesario aclarar que en nuestra historia tenemos muchos héroes y personalidades destacadas. Próceres, muy pocos”, dice Daniel Balmaceda en su libro Belgrano, el gran patriota argentino (Ed. Sudamericana). En efecto: leyendo las páginas de su libro, se puede caer en la cuenta de lo mucho que este hombre nacido en Buenos Aires en junio de 1770 y muerto en la misma ciudad, en el mismo mes, a los cincuenta años, le dio a una patria que no siempre le reconoció -ni mucho menos le retribuyó- todo su sacrificio y entrega.

En un viaje que se remonta a casi tres siglos en el pasado, con la llegada a estas tierras de Domenico Belgrano, padre de Manuel y patriarca de una numerosa familia, Balmaceda ofrece nítidas pinceladas de lo que fue la vida de nuestro prócer en el acomodado seno familiar, su notable desempeño escolar y su formación en España como abogado y economista. Cuenta cómo, una vez concluidos sus estudios superiores, el joven licenciado Belgrano vuelve a Buenos Aires y se pone a trabajar: secretario del Consulado, vocal de la Primera Junta, y tal como el autor lo menciona, “militar por las circunstancias”.

Cuenta también de sus grandes logros, Salta y Tucumán y el Éxodo jujeño, y también de la amargura de Vilcapugio y Ayohuma; de su participación en el surgimiento de la enseña nacional y de las desavenencias con Buenos Aires sobre ese asunto; y de cómo se lo exaltaba o se lo bajaba del pedestal según la ocasión. Sabrá de sus diferencias con Güemes y Dorrego; del famoso abrazo con el Libertador.

Y también sabrá de sus amores y de sus hijos; de sus continuos achaques que lo llevaron a una muerte en la pobreza, en una Buenos Aires convulsionada. Y en un último capítulo, Balmaceda nos ilustra los pormenores de los homenajes póstumos realizados tiempo después de su muerte, ya que esta quedó eclipsada por los convulsionados sucesos de ese triste 20 de junio de 1820.

Belgrano es un hombre al que los argentinos le debemos mucho, mucho más que la enseña nacional. Difícilmente habrá otro como él. En este interesante y ameno libro, Balmaceda trae a la actualidad la figura de un patriota de carne y hueso -con sus virtudes y defectos- con el fin implícito de establecer un agudo contraste entre el héroe de Salta y Tucumán y otros antihéroes que han pululado en nuestra alborotada historia.

Manuel Belgrano debe ser el espejo en el que los argentinos todos, sea el lugar que ocupemos en la sociedad, debemos reflejarnos; y esta obra puede ayudarnos en el intento. Viviana Aubele

Belgrano
Daniel Balmaceda
Editorial Sudamericana
336 páginas
2020

Daniel Balmaceda es periodista por la Universidad Católica Argentina y fue editor de las revistas Noticias, Newsweek, El Gráfico, Aire Libre, La Primera y Periódicos de la Historia, un material realizado para colegios secundarios. Es miembro titular y vitalicio de la Sociedad Argentina de Historiadores y miembro de la Unión de Cóndores de las Américas. Entre 1989 y 1993 presidió la Fundación Cristóbal Colón. Fue jefe de Prensa de las secretarías de Industria, Comercio y PyMEs; y de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación. En televisión fue productor de Perdona Nuestros Pecados, Televicio y Móvil 13. Es autor del blog Historias Inesperadas que se publica en la página web del diario La Nación.
Publicó los libros: Espadas y Corazones, pequeñas delicias de héroes y villanos de la historia argentina (2004); Oro y Espadas, desde que Pedro de Mendoza se instaló en Buenos Aires por culpa de un loco hasta cinco minutos antes de mayo de 1810 (2006); Romances turbulentos de la historia argentina (2007); Historias insólitas de la historia argentina, desde que Urquiza llenó su casa de hijos hasta que Alfonsina se vistió de mar (2008); Historias inesperadas de la historia argentina,tragedias, misterios y delirios de nuestro pasado (2009); Historias de corceles y de acero,de 1810 a 1924 (2010); Biografía no autorizada de 1910 (2010); Historia de las palabras (2011).

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta