ZORAIDA, la reina del Abasto

Una historia de verdad y fe en la voz de una inmigrante colombiana

Zoraida, la reina del AbastoVoz: Zoraida Saldarriaga – Música y ambientación sonora: Rafael Sucheras – Dramaturgia y Dirección: Mariano Stolkiner

“La reina del Abasto” parecería ser un título irónico. Pero a medida que una transita por los lugares trascendentes en la vida de la protagonista de esta obra y escucha los acontecimientos que la marcaron, va comprendiendo que el título de reina, lo ha ganado con todas las de la ley.

Zoraida es solo una voz que suena en los oídos de los espectadores, aunque pronto, quienes recorremos las calles del Abasto con auriculares inalámbricos, descubrimos que es mucho más que eso. El público es invitado a visitar distintos puntos del barrio, mientras escucha el relato de esta mujer que nunca pierde la gracia, a pesar de contar experiencias tremendas.

Zoraida es una inmigrante colombiana que busca trabajo en Argentina, se instala en el Abasto y comienza a trabajar vendiendo milanesas por los kioscos del microcentro, en la limpieza de los baños del cine Arteplex, y luego en varios lugares particulares; uno de ellos es el teatro El Extranjero donde trabaja desde hace algunos años y donde se gestó la obra. Zoraida se volvió conocida entre los profesores del espacio y comenzaron los intercambios.

El relato que fluye entre el shopping del Abasto, el Coto, un locutorio, un restaurante peruano, un parque y la iglesia, logra que el espectador se meta en esos lugares que transitó la protagonista y pueda casi sentir lo mismo que ella sintió. Vemos por fuera el Coto e imaginamos la cara de felicidad de los chicos al recibir regalos con esmerados envoltorios rojos o saborear hamburguesas con papas fritas. Imaginamos la familia de Zoraida, resistiendo situaciones límite como la violencia de género. La presencia de Dios y la Virgen en la vida de ella aparecen como una constante para ayudarla a sobrellevar las circunstancias extremas en que se ve atrapada y le permiten, finalmente, creer en la posibilidad de un milagro.

Zoraida santifica la vida con su trabajo, su entrega, el amor por sus hijos. Está lejos de contarnos una historia trágica, pero también muy lejos de contarnos una cómica. La entrañable protagonista cuenta una historia como fue, sin recargar con dramatismos excesivos. E incluso, un espectador sorprendido al final de la función le pregunta si todo lo que cuenta fue verdad.

La obra, que se encuadra dentro de un biodrama (trabaja con hechos reales de la vida de una persona), formó parte del Festival Teatro Bombón Vecinal durante el FIBA 2019. Para lograr la inmersión sonora el espectador utiliza auriculares supraaurales inalámbricos. A través de estos, el público escucha el texto, la música y la ambientación sonora con diseño holofónico u 8D. El sonido se siente como algo envolvente. El proyecto es una idea de Mariano Stolkiner trabajada junto con Eleonora Di Bello y Rafael Sucheras a través de la compañía El Balcón de Meursault, perteneciente al Teatro El Extranjero.

Zoraida dista de ser un relato feminista. Aún así, será fuente de identificación de muchas mujeres. Muestra esa herida que sangra, pero que también cicatriza, con la ayuda de palabras, afectos y mucha fe. Incluso, quizás la fuerza de esta mujer creyente y luchadora hará que más de un espectador vuelva a entrar en una iglesia, luego de años de visitarla solo para los bautismos. Milly Vázquez

Sábados a las 19, 20 y 21
El recorrido comienza y termina en el teatro
Teatro El Extranjero
Valentín Gómez 3380 – Cap.
(011) 4862-7400
teatroelextranjero.com.

Duración: 30 min. 
Comprar entradas

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta