VIVA LA ZARZUELA, España convocada

Emotiva vuelta del género español preferido por los argentinos

Viva la zarzuela Cantantes: Leonardo López Linares, Rocío Arbizu, Carlos Iaquinta, Fermín Prieto, Leo Menna, Alla Avestiyan, Reinaldo Samaniego – Cantaor: Gabriel Espósito – Actuación: Mari Utrera – Coro: Aires Zarzueleros – Bailarines: Alexis Frank, Gastón Stazzone, Luján Obrón, Vico Zapata, Jessica Rosillo, Giselle Savastano – Ballet:  Clásico Español –  Dirección: Jorge Mazzini

Si hay algo más “españolísimo” en la ciudad de Buenos Aires es la Avenida de Mayo. Y, por supuesto, su hermoso teatro Avenida, cuyas tablas pisaron grandes figuras de ambos lados del Atlántico. La zarzuela tiene su lugar de privilegio en el corazón de los argentinos y sigue siendo un género convocante. De la experimentada mano de Jorge Mazzini, el Avenida abrió la primera gala de un total de tres de ¡Viva la zarzuela! a sala prácticamente llena y con público muy variado.

Con la Gran Jota de La Dolores, de Tomás Bretón, Leonardo López Linares subió al escenario secundado por el Coro Aires Zarzueleros y el Ballet Clásico Español. Fue el aperitivo perfecto para los deliciosos platos que siguieron. Rocío Arbizu y Carlos Iaquinta cantaron, respectivamente, el Tango de la Menegilda y el Vals del caballero de gracia, dos números de La Gran Vía, zarzuela de Federico Chueca y Joaquín Valverde. Luego, Fermín Prieto, merecidamente ovacionado en esta y sus demás intervenciones, interpretó Por el humo se sabe dónde está el fuego, de Doña Francisquita, “comedia lírica” de Amadeo Vives.

La parte de baile estuvo a cargo del Ballet Clásico Español y Alexis Frank, que deslumbraron con el Fandango. A continuación, el público disfrutó del prólogo y de la escena y danza de la muerte de La leyenda del beso, de Juan Vert y Reveriano Soutullo. Con Mari Utrera recordando el fatídico conjuro, los primeros bailarines Gastón Stazzone, Luján Obrón y Vico Zapata mantuvieron fascinada a la audiencia.

Leo Menna cantó la Jota de Perico, de la zarzuela cómica El Guitarrico, de Agustín Pérez Soriano. Lo siguieron Arbizu y Prieto en un magnífico Dúo de Mari Pepa y Felipe, de La Revoltosa, sainete lírico con música de Ruperto Chapí. Alexis Frank y el Ballet Clásico Español volvieron a deleitar con La boda de Luis Alonso, otro sainete lírico cuya autoría es de Gerónimo Giménez y Javier de Burgos y Larragoiti.

Enmarcado entre las suites de Luisa Fernanda, de Federico Moreno Torroba, y de La verbena de la paloma, de Tomás Bretón, el tenor Reinaldo Samaniego brindó una hermosa versión de No puede ser, número favorito de La tabernera del puerto. Tanto para la zarzuela de Moreno Torroba como para la de Bretón, el enorme despliegue de artistas proveyó un magnífico final para el espectáculo. En el primer caso, en la Mazurca de las sombrillas, Alla Avetisyan realizó un hermoso dúo con Prieto y el ballet y coro a pleno; López Linares compartió escena con el Coro Aires Zarzueleros en Ay mi morena y se lució con Luche la fe por el triunfo; y de nuevo Prieto, Arbizu y López Linares dieron el Gran final.

Por supuesto, para la zarzuela de Bretón no faltaron ni el flamenco (impecable Gabriel Espósito cantando En Chiclana me crié), ni las Coplas de don Hilarión, interpretadas por un estupendo Iaquinta. Leo Menna y Arbizu encandilaron con Dónde vas con mantón de Manila, y por supuesto el gran cierre fue con la Seguidilla de la Verbena, con la compañía a pleno. Viviana Aubele

Próximas funciones:
Sábados 25 de mayo y 22 de junio a las 20
Teatro Avenida
Av. de Mayo 1222 – Cap.
(011) 4381-0662
Entradas por Única Cartelera
Jorge Mazzini en este Portal

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta