VIDAS PASADAS, vívidos cruces de caminos

Amores truncos y encuentros desacertados en un relato emotivo y sensible

Vidas pasadas (Past lives, 2023, USA) – Género: Drama romántico – Elenco: Greta Lee, Teo Yoo, John Magaro, Jonica T. Gibbs, Isaac Cole Powell – Fotografía: Shabier Kirchner – Guion y Dirección: Celine Song

La película Vidas pasadas presenta una visión única del romance, que desafía las convenciones del género. En ella se plasma  la complejidad del amor perdido y la búsqueda de redención. Inspirada en experiencias personales, la ingeniosa directora Celine Song ha escrito una narrativa emotiva que atrapa al espectador desde el principio.

Con una introducción ocurrente y sarcástica, la trama sigue el destino entrelazado de Hae Sung y Nora, dos almas perdidas cuyos caminos se separan en un torbellino de desencuentros. La historia se desarrolla entre el pasado en territorio asiático, con los protagonistas más jóvenes, y el presente ya en suelo occidental. En su devenir se explora la naturaleza del tiempo perdido y las segundas oportunidades, como una reflexión sobre el significado del destino y la conexión humana. La producción cautiva desde el primer fotograma, con escenas evocadoras de la vida en Nueva York y la nostalgia de un amor perdido. La dirección de Celine Song crea una atmósfera melancólica que resuena en cada escena.

Vidas pasadas transita el camino de lo romántico y filosófico. En varias ocasiones, sus protagonistas utilizan el término coreano inyun, un concepto derivado del budismo que sugiere que cada encuentro entre dos almas es el resultado de innumerables interacciones o casi interacciones en sus vidas pasadas. Reflexionan sobre lo que podría haber pasado si Nora, o Na Young, hubieran permanecido en Corea. Tal vez ella y Hae Sung se habrían casado. O tal vez no; quizás solo sea porque ella dejó su tierra que ahora sus sentimientos son tan intensos.

Los dos protagonistas son maravillosos, pero quien se destaca es Greta Lee -conocida por la serie Russian Doll-, quien revela la incertidumbre pero también la fortaleza de Nora. Sugiere tanto la confianza que Nora ha ganado en su vida como artista exitosa como la confusión de identidad que a veces experimenta viviendo en Occidente.

Lo que hace que Vidas pasadas resulte tan conmovedora, es la gracia con que sus personajes se apoyan mutuamente en una situación incómoda, sin héroes ni villanos. El guion, que comprime dos décadas en apenas dos horas y media, revela una de la historias de amor más conmovedoras del cine oriental moderno. Termina con una imagen curiosamente esperanzadora, enfocada menos en los arrepentimientos pasados de los personajes y más en las infinitas posibilidades que aún están por venir. Con actuaciones emotivas y una narrativa profunda, Vidas Pasadas es una joya del cine contemporáneo coreano que no se puede dejar pasar. Cristian A. Domínguez

Ver en cine

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta