THE PASSION OF YESHUA, de Richard Danielpour

Grammy 2021 para el monumental oratorio del compositor estadounidense

The passion of Yeshua – Buffalo Philharmonic Orch. & Chorus –  Intérpretes: Kenneth Overton, Hila Plitmann, Matthew Worth, J’Nai Bridges, Timothy Fallon, James K. Bass – UCLA Chamber Singers – Autor: Richard Danielpour – Dirección: JoAnn Falletta 

La 63a. edición de los Premios Grammy fue el 14 de marzo pasado. De las tres categorías en que recibió nominaciones, The Passion of Yeshua, del compositor estadounidense Richard Danielpour, obtuvo tres: mejor ingeniería de sonido, mejor composición clásico-contemporánea y mejor actuación coral. Fue en esta última que The Passion of Yeshua obtuvo un premio. La ocasión no pudo haber caído en momento más oportuno, por la conmemoración de Pésaj, época durante la cual Yeshúa (Jesús, por su nombre en hebreo) vivió su Pasión, Muerte y Resurrección.

El oratorio vio la luz en 2017, aunque en realidad es el fruto de los muchos años en que la idea se fue gestando en la cabeza de Richard Danielpour, de ascendencia judía e iraní, a partir de haber escuchado La Pasión según San Mateo, de J. S. Bach. Fue intención de Danielpour realizar una lógica y muy necesaria reconexión entre Jesús de Nazaret y su contexto ciento por ciento judío, una conexión que lamentablemente empezó a desfigurarse a partir de Constantino y sus  medidas desjudaizantes, cuestión que se ha mantenido durante siglos enteros. Con mucha perspicacia, el compositor ha insertado en las partes en inglés algunos términos hebreos que recuperan el espíritu judío en que se inscribe la historia de la Pasión.

The Passion of Yeshua es otro de los varios oratorios que narran los sucesos en torno a las últimas horas de Jesucristo antes de su crucifixión. Pero no es uno más, sino que Danielpour, autor también del libreto, acude a los textos mesiánicos del Antiguo Testamento -los que deja en hebreo-, y reserva el inglés para las partes que corresponden a los Evangelios. Dividido en dos partes de siete (el número divino) cada una, el oratorio incluye varios pasajes mesiánicos, entre estos Isaías 53, uno de los libros -y capítulos- más mesiánicos del Antiguo Testamento y que aparece desde el inicio de la obra.

La música está pensada para que en ningún momento haya lugar para un respiro de la atmósfera sombría que se cierne, de principio a fin, sobre todo en la parte de la negación de Kefa (Pedro). Hay un trabajo magistral del coro, que hace las veces de multitud acusadora, y un sufriente Kenneth Overton como Yeshúa. Notable acierto en elegir a una de las voces graves para el papel de Yeshúa (cuestión que hace recordar el registro de voz de Jokanaan en la Salomé de Richard Strauss). A diferencia de lo que sucedía en el barroco, en que los registros de soprano o contralto de los castrati servían para los papeles heroicos, el tenor Timothy Fallon le da voz al infame Pilatos y al medroso Kefa (Pedro).

Si bien en los Evangelios la mención a las mujeres que acompañaron a Yeshúa a su muerte es escueta, Danielpour les da un lugar, a diferencia de otros oratorios: Hila Plittman y J’nai Bridges, soprano y mezzo respectivamente, matizan con sus intervenciones cantando las partes en hebreo del Antiguo Testamento. Las dos cantantes interpretan también las líneas donde se relata el ritual por el que, según la tradición judía, los niños preguntan por qué esta noche (la de Pésaj) es distinta a otras noches, con un notable paralelismo entre el hecho de que en Pésaj se moja el maror (hierbas amargas) y la parte en que Yeshúa moja el bocado de pan para señalar al traidor (Judas). Hablando de mujeres, JoAnn Falletta, que ya ha sido galardonada con tres premios Grammy, dirige este soberbio oratorio. Viviana Aubele

The passion of Yeshua en Spotify
Libreto en inglés y hebreo

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta