ORFEO Y EURÍDICE, delicadeza e ingenio

Una historia de amor entre mujeres y la prolongación artificial de la vida según el mito clásico

Orfeo y EurídiceActúan: Sofía Diambra, Liza Taylor – Música: Pablo Brie – Texto y Dirección: César Brie

Ver una puesta de estas características, donde hay una elección delicada de todos los elementos visuales, donde cada pose y cada mirada ha sido seguramente fruto de un hondo e intenso trabajo es, en primer lugar, un verdadero placer. En segundo lugar, la elección del mito de Orfeo y Eurídice para narrar una tragedia de la época actual con algunos guiños, algo de humor, ironía, y una dramaturgia inteligente que sabe recurrir al mito como fuente de inspiración para crear una obra con total libertad, es otro acierto de César Brie.

La historia de Sofía y Liza apela a lo más profundo de nuestro sentir. Es, a su vez, una puesta valiente que plantea todo tipo de dudas éticas y humanas a la hora de decidir sobre la eutanasia. Cuando Liza tiene un accidente, pese a haber manifestado su voluntad, en su momento, de que en un caso así prefiere morir antes que estar en estado vegetativo, la sociedad la impide a su pareja decidir sobre la prolongación de una vida tan artificial como absurda.

La pieza, estrenada en Argentina en 2017, está basada en el caso Englaro de Italia, donde un padre luchó durante 17 años para poder suspender la alimentación e hidratación forzadas que tenían en vida a su hija, totalmente inconsciente y con daños cerebrales irreparables, luego de un accidente.

¿Qué hará falta para que nuestra sociedad evolucione y permita morir a las personas que se encuentran en esta especie de limbo, cuyas almas quedan atrapadas en ese lugar que no es el de los vivos ni el de los muertos? El texto de César Brie recurre a la figura de Caronte, como aquel que tiene que llevar a los muertos a través del río pero, bromea, los de la tierra no dejan partir a los que deben morir. Orfeo y Eurídice  son Sofía y Liza, quienes se aman profundamente. Sofía quiere respetar su promesa: no prolongar la vida de Liza de un modo artificial. El amor es grande, el sufrimiento también, pero el respeto por una vida digna, el amor a la libertad, es el valor que debe defenderse con uñas y dientes.

Liza Taylor y Sofía Diambra componen una pareja exquisitamente, transmitiendo toda la frescura de los primeros encuentros y una química especial que las mantiene unidas. Las actuaciones  poseen la potencia necesaria para impregnarnos de este drama y dejarnos pensando después de la función. Hay muy bellas imágenes para un texto con fuerza poética que sin bajar línea, sí plantea un problema grave de nuestra sociedad, derrumba prejuicios y toma una posición al respecto.

La argumentación está dada por la historia misma que resulta más elocuente que un ensayo porque presenta sin más una historia de vida y permite que el público saque sus propias conclusiones. El ingenio para hacer uso de la escenografía y el vestuario en el relato de la historia es notable. Brie utiliza extraordinariamente los recursos que tiene a mano.

Para finalizar, un texto del autor que resulta sumamente esclarecedor: “El teatro no tiene dogmas ni profetas. Tiene artistas que realizan sus obsesiones en formas diferentes, muy seguido, aparentemente opuestas. El verbo, en teatro, es plural, se expresa en cada posición honesta, intransigente, de búsqueda. Tradición y búsqueda. La tradición  es lo antiguo que aún nos hace falta, la vanguardia es el umbral donde lo nuevo se transforma en obra de arte”. Recurriendo a la tradición para transformarla, Orfeo y Eurídice apela al espectador desde un lugar íntimo, milenario y con un mensaje estremecedor. Milly Vázquez

ORFEO Y EURu00cdDICE de Cu00e9sar Brie - www.martinwullich.com

Se dio hasta abril 2018
Teatro El Extranjero
Valentín Gómez 3378 – Cap.
(011) 4862-7400
elextranjeroteatro.com

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta