MUSEO GÜEMES, justo homenaje

Un lugar para conocer vida, obra y sacrificio de un héroe poco valorado por los porteños

Ocho años atrás un decreto del Poder Ejecutivo Nacional agregaba un feriado más para los argentinos. Según el Boletín Oficial, el 17 de junio sería una nueva fecha patria para conmemorar “el paso a la inmortalidad del General Don Martín Miguel de Güemes”. Cuestión que nuestra argentinidad al palo dejó a un lado y aprovechó para fines turísticos, como con tantas otras fechas. Hoy parece ser la norma no recordar en honor a qué (o a quién) no se trabaja ese día.

En 2021 se cumplieron 200 años de la fecha en que terminó para Güemes (1785-1821) una agonía de 11 días a causa de una bala realista. Como en tantas otras ciudades argentinas, en Salta capital hay una calle que lo recuerda, hoy devenida paseo con coquetos bares y lugares para comer. Al final de esa calle, y al pie del Cerro 20 de Septiembre, se levanta un monumento en su honor. Los restos de Güemes descansan en la catedral salteña, en el Panteón de las Glorias del Norte.

Güemes también tiene su museo. Apenas a 200 metros de la Plaza 9 de Julio y del histórico edificio del Cabildo salteño, una construcción de una sola planta y pintada de rosa es el solar donde funcionó la Tesorería Real de la Intendencia de Salta en tiempos de la colonia. Allí mismo es donde Gabriel de Güemes, tesorero de la Real Hacienda y su esposa Magdalena de Goyechea vivieron y criaron a sus hijos, entre ellos Martín Miguel. Declarada Monumento Histórico Nacional en 1971 y adquirida por el gobierno salteño en 2010, la casa devenida museo recibe a turistas nacionales y foráneos que quizás pasan por allí por la curiosidad de visitar un museo más.

La experiencia es extraordinaria. A lo largo de las diez salas de la casa se recorren las distintas etapas de la -lamentablemente- breve vida del héroe de la guerra gaucha. Los retratos animados de don Gabriel y doña Magdalena les dan la bienvenida a los visitantes y cuentan, con un guiño casi familiar, cómo fueron los primeros años de su ilustre hijo. Los variados recursos tecnológicos con recreaciones de los momentos más salientes de la vida de Güemes ayudan a imprimir en la retina del visitante el carácter inquebrantable de Güemes y a comprender su figura.

Especialmente impactantes resulta la dramatización realizada a partir del óleo La muerte de Güemes, de Antonio Alice (hoy ubicada en el Palacio Legislativo de la capital salteña), y también aquellos “infernales” recordados en un impactante grupo escultórico, obra del artista cordobés Carlos Benavídez. La muestra dura dos horas: el visitante sale satisfecho y a la vez deseoso de conocer más. Quizás tenga la fortuna de regresar a la Linda, de volver a ver esas escenas rescatadas de un pasado borroneado por los avatares de la historia y la vida de esta nación. Viviana Aubele

Museo Güemes
Martes a Domingos de 11 a 19
España 730 – Salta Capital
Entrada gratuita
+54 (387) 495-4295
Sitio Web Museo Güemes
Facebook Museo Güemes

Publicado en:

Deja una respuesta