MI AMIGO ROBOT, una amistad desamparada

Los lazos afectivos  y la búsqueda de la felicidad con momentos divertidos y conmovedores

Mi amigo robot (Robot Dreams, 2023, España, 102 min.) – Género: animación, drama – Reparto: Ivan Labanda, José Luis Mediavilla, José Garcia Tos, Esther Solans, Rafa Calvo, Graciela Molina, Tito Trifol – Guionista y Director: Pablo Berger

Dirigida por el talentoso director español Pablo Berger, Mi amigo robot (Robot Dreams) es una encantadora película de animación que a simple vista podría parecer destinada al público infantil, pero en realidad presenta una conmovedora historia llena de soledad, melancolía y reflexión. Con la peculiaridad de no  tener un solo diálogo, todo se da a entender con gestos y miradas.

Basada en su  cómic homónimo creado por Sara Varon, su trama nos transporta a la década de 1980 en la bulliciosa ciudad de Nueva York, donde vive Dog, un personaje que aparentemente lo tiene todo, excepto un compañero. Decidido a remediar esto, Dog construye a Robot, y juntos se convierten en los mejores amigos, compartiendo momentos de alegría y diversión. Pero esta etapa de vivacidad dura muy poco. En una excursión a Coney Island, durante el Día del Trabajo, Robot se oxida y queda inmóvil en la playa. A partir de allí, la película se transforma en una experiencia emocional y sin palabras que resume la esencia de la amistad y cómo esta puede variar en el tiempo.

Lo que sigue en el guion es sutilmente devastador, doloroso y desgarrador, y evoca una sensación de pérdida. Todo se intensifica aún más por las burocracias de una ciudad que no siempre es amigable con sus habitantes más humildes, como los perros. Dog se ve obligado a dejar a su amigo Robot en la playa, ahora cerrada hasta el próximo verano, debido a una de estas burocracias. Robot se queda solo, con sus recuerdos y un amargo invierno por delante, soñando con ser rescatado algún día y reunirse con su amigo. Para sumar cierto respiro a la trama, su director se permite jugar con estos sueños, y presenta un destino paralelo más positivo que la dura realidad que vive Robot. 

Mi amigo Robot está ambientada en la Gran Manzana de los años 80, o posiblemente a fines de los 70, como insinúa la gloriosa y frecuentemente reproducida canción September de Earth, Wind and Fire. La ciudad se ve y se siente diferente a la actual, especialmente porque está habitada por millones de animales con cierto aspecto humanoide,  que llevan a cabo sus vidas diarias frente a las emblemáticas Torres Gemelas.

Esta película es muy emocional y sorprende para bien por su animación tan simple, en la que presenta una simpática historia que resume cómo un buen amigo puede enriquecer nuestra vida y cómo su ausencia puede dejarnos con un sentimiento de vacío. A lo largo de a la trama, los espectadores pueden identificarse con las experiencias de Dog y Robot, recordando momentos inolvidables junto a aquellos amigos que ya no están presentes. También hay una posibilidad de relacionar esta amistad como una pareja, y reflexionar en dejar ir al que uno ama, porque a veces es inevitable que sea feliz sin ser parte de nuestro camino.

Mi amigo Robot es una obra cinematográfica conmovedora y evocadora que nos hace reflexionar sobre la soledad, la necesidad de afecto y la lucha por la supervivencia emocional en un entorno que, a menudo, no comprende nuestras necesidades más profundas. Cristian A. Domínguez

Pablo Berger Uranga nació en Bilbao, 1963. Hizo sus estudios de enseñanza primaria y secundaria, primero en la escuela San Vicente y más tarde en el Colegio Trueba de Artxanda, situado en las alturas de Bilbao y el cual recuerda con mucho cariño. En 1988 dirigió su primer cortometraje, Mamá, una producción de Joaquín Trincado, con dirección artística de Álex de la Iglesia y las colaboraciones de Torrebruno y Ramón Barea. Leer más en Wikipedia

Publicado en:

Deja una respuesta