LO ESCUCHO, terapeuta en ascuas

Psiquis dislocada por partida doble

Lo escucho ActúanRicardo Cerone, Gabriel Goity, Daniela Pal, Jorge Suárez, Julieta Vallina –  Escenografía: Julieta Kompel – Vestuario: Ana Markarian – Iluminación: Matías Sendón – Autores: Bénabar, Héctor Cabello Reyes Dirección: Carlos Olivieri 

Cualquier profesional de la salud mental puede sentirse seguro y a sus anchas en su zona de confort, se trate de su consultorio o su formación académica y experiencia en la profesión. Un cómodo diván, un confortable sillón, un bloc de notas, el escritorio con teléfono y contestador automático, y una caja fuerte… ¿una caja fuerte? Así, el doctor Epstein (Jorge Suárez), que debe aclarar cada tanto la diferencia entre un psiquiatra, es decir él, y un psicólogo, llega un día cualquiera a su consultorio para atender a sus pacientes. Bueno, no exactamente. A su consultorio llega Hugo (Gabriel Goity), un supuesto paciente que pone a Epstein en aprietos y a quien acusa de que su mujer lo hubiera dejado. Así comienza Lo escucho.

La obra es producto del trabajo del cantautor francés Bénabar junto con el guionista chileno Héctor Cabello Reyes, que en 2009 fuera también uno de los guionistas de la exitosa película Le Concert. Con vueltas de tuerca distribuidas a lo largo de los 75 minutos que dura la obra, terapeuta y pseudo-paciente (no “cliente”, como Epstein le debe resaltar a Hugo) van revelando fortalezas, flaquezas y frustraciones, disparadas, casi literalmente, por una granada de mano. ¿Una granada en un consultorio psiquiátrico? Hugo y Epstein intercambian roles, se dan ánimo, se critican… y al fin y al cabo, a ambos los une un mismo hilo conductor: el abandono y el amor a una misma mujer, Florencia (Julieta Vallina), paciente de Epstein y esposa de Hugo.

En el ínterin, otros dos pacientes de Epstein (Ricardo Cerone y Daniela Pal) son víctimas y/o victimarios del terapeuta y de su alter ego, complicando las cosas especialmente para Epstein, a quien no le queda otra que dejar de lado los clichés de la profesión y rendirse a su propia impotencia de resolver siquiera su propia vida.

Impecable Jorge Suárez en el molde del terapeuta acartonado y sabelotodo al que Gabriel Goity, excelente en el papel del falso paciente despechado, pone a prueba en todo momento y lo hace hasta desviarse de la mentada ética profesional; una dupla que se complementa más que bien para que la trama y el humor de Lo escucho fluyan naturalmente. Viviana Aubele

Viernes y sábados a las 20
Domingos a las 19.30
Teatro Metropolitan
Av. Corrientes 1343 – Cap.
Entradas:  5236-3000 – Plateanet 

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta