A LA BUENA DE DIOS, justicia imperante

El melodrama de Juan Ignacio Fernández refleja el pasado en el presente

Actúan: Guido Botto FioraJose EscobarTamara Garzón ZancaAndres GranierVerónica López OliveraMaite Velo – Vestuario: Ana Nieves Ventura – Escenografía e Iluminación: Nacho Riveros – Dramaturgia: Juan Ignacio Fernández – Dirección: Tatiana Santana

Tres hermanas se pierden en el interior de las montañas catamarqueñas. Entre reproches y recelos, las situaciones cómicas permiten conocer las distintas personalidades de Amalia, Sofía y Estela. El encuentro con un periodista herido, que viene escapando de la policía desde Córdoba, producirá un giro de 180º. Y lo que inicia como una comedia setentista en plena época del Mendozazo, se va transformando en un drama que sensibiliza al espectador. Miedo, bronca, pena y atropello dan el presente.

La simbólica dramaturgia pertenece a Juan Ignacio Fernandez, quien con astucia crea una trama atrapante donde la risa muta a la angustia y la violencia, más en esta vigente incertidumbre de una desaparición forzada en plena democracia. Tatiana Santana en la dirección juega con el cambio de roles del equipo actoral: los actores son el trío de hermanas; y las mujerescomponen las figuras masculinas. Es un acierto, pues acentúa más el golpe dramático y conmovedor a las interpretaciones. Y todas las actuaciones son muy buenas, cada uno aporta dignidad a su papel.

El característico vestuario, al igual que la despojada escenografía, potencian y dan marco verosímil a la puesta. A la buena de Dios es una obra con mucha carga social, conmovedoras actuaciones, vigente y de peso emocional en nuestros días. Se siente un nudo en el estomago. Se nota el abuso de los que nos tendrían que cuidar y proteger. Parece que es algo difícil de evitar en nuestra sociedad. Para reflexionar. Cristian A. Domínguez

Jueves a las 20.30
El Camarín de las Musas
Mario Bravo 960 – Cap.
(011) 4862-0655
elcamarindelasmusas.com

Publicado en:

Deja una respuesta