UN BALLO IN MASCHERA, polémica

La puesta en escena de La Fura dels Baus no pasó inadvertida. Lucimiento de Fabián Veloz.

Un ballo in maschera (ópera) – Música: Giuseppe Verdi – Intérpretes: Giuseppe Gipali, Fabián Veloz, Virginia Tola, Sussana Andersson, Elisabetta Fiorillo, Lucas Debevec Mayer, Fernando Radó, Leonardo Estévez – Video: Emmanuel Carlier – Iluminación: Urs Schönebaum – Escenografía: Alfons Flores – Vestuario: Lluc Castells – Coro (Miguel Martínez) y Orquesta Estables del Teatro Colón (Ira Levin) – Régie:  Alex Ollé y Valentina Carrasco (La Fura dels Baus)

Impactante clima fue el que generó la puesta en escena de la Fura dels Baus para Un ballo in maschera. También fueron impactantes las discusiones al respecto: por un lado  que no era Verdi, que no se puede cambiar la versión clásica, que la Fura siempre hace esas versiones posmodernas que poco tienen que ver con el espíritu de la obra; y por el otro, que la ópera debe aggiornarse, que porqué permanecer en la puesta clásica si estamos en una era minimalista, en fin, cartas en diarios y críticas al dinero empleado en contratar extranjeros fueron parte de los diferentes puntos de vista, algunos sutiles, otros fundamentalistas.

Esto no es nuevo en el Colón ni en ningún otro teatro que ponga en escena obras que tienen 2, 3, 4 siglos o más de escritas o compuestas. Y todas las visiones pasan por un importante grado de subjetividad y preferencias. Para quien haya leído mi comentario sobre Macbeth, de Shakespeare, en versión Javier Daulte, que se dio el año pasado en el San Martín, sabrá que hay –desde mi punto de vista, claro- un detalle que es fundamental. Es que sin haber leído el libro, sin haber visto una versión cinematográfica, sin haber experimentado una puesta teatral o musical, simplemente se entienda el argumento y el espíritu primigenio cuya impronta marcó el autor. En aquel Shakespeare no era posible. En este Verdi, sí. Partitura y música acompañan –y contrastan, por supuesto- una visión de extrañas máscaras y reminiscencias fascistas. Terminado el primer acto hay tal fuerza y tal suspenso generado, que pasado el entreacto se quiere volver ansiosamente a la sala a seguir el desarrollo del relato. Entonces la versión es válida. Entonces lo histriónico, acompañando a lo lírico, está logrado. Y si, además, toda esa innovación tiene un sustento, pues es respetable.

La imponente escenografía creada para Un ballo in maschera fue en gran parte generadora de los climas, tanto en los despachos de Gustavo III y Anckarström, como en el cobertizo de Ulrica o el campo de ejecuciones. En el final, donde todos mueren envenenados por el gas en el salón de baile, el diseño que baja el techo con su parrilla lumínica logra el aplastante y tremendo cierre, coronado por las voces del brillante Coro Estable del Colón, dirigido por Miguel Martínez.

El mayor lucimiento en las voces solistas lo tuvo, sin duda alguna, el barítono Fabián Veloz, por su riqueza tímbrica, su expresión sentida y su adecuada potencia. Encarnando a Renato logró una pareja y sobresaliente actuación vocal e histriónica que mantuvo a lo largo de toda la ópera.  A Virginia Tola –Amelia- le costó un poco el inicio, con imprecisiones que fue superando hasta llegar al segundo acto con una muy buena interpretación del aria Morró, ma prima in grazia.

El rol de Gustavo III estuvo a cargo del tenor Giuseppe Gipali, interesante en lo expresivo, corto en la voz. Se lucieron más las sopranos Elisabetta Fiorillo y Susanna Anderson, así como el notable bajo Lucas Debevec Mayer junto a su compañero de cuerda, Fernando Radó. La Orquesta Estable sonó brillante y precisa, al mando de Ira Levin.

Así como los estrenos tienen sorpresas, también las hay en la última función de una temporada. Todo el elenco, el coro y hasta personal del equipo escenotécnico, después del aplauso, entonaron –a capella y dirigidos por Levin- el célebre coro Va pensiero de Nabucco (ver video abajo). No sólo fue un homenaje a Verdi en el ducentésimo aniversario de su nacimiento, sino una emotiva despedida a trabajadores que se jubilaban después de años de entrega a nuestro gran teatro. Martin Wullich

Fue el 8 de diciembre de 2013
Teatro Colón
Libertad 651 – Cap.
(011) 4378-7100
Valentina Carrasco en este Portal
Fura dels Baus en este Portal

Publicado en:

Deja una respuesta