TODOS JUNTOS SE ESCRIBE SEPARADO, de Martha Wolff

La periodista escribió un libro con duros testimonios sobre discriminación y maltrato

Todos juntos se escribe separado, de Martha Wolff, se terminó de imprimir en agosto de 2020

Dentro de los cinco primeros libros en el Antiguo Testamento, el Éxodo da un cuadro de la amargura a la que los egipcios habían estado sometiendo al pueblo israelita, y describe cómo Moisés lo hizo salir de esa tierra para llevarlo a otra donde serían libres. Pero también hay una serie de mandamientos y estatutos que los israelitas deberían cumplir. Uno de estos, en el capítulo 22, dice que “al extranjero no engañarás ni angustiarás, porque extranjero fuisteis vosotros en la tierra de Egipto”. La idea de no maltratar al extranjero se repite en otras partes del Antiguo Testamento.

En el Nuevo Testamento este concepto es llevado a un nivel superior, cuando en el capítulo 10 del Evangelio de Lucas, Jesús, Yeshúa, narra la historia del samaritano que ayuda a un judío malherido por unos ladrones y prácticamente moribundo. Pero, lamentablemente, estamos en un mundo caído, en un mundo donde, lejos de desaparecer, la maldad parece ir en aumento.

Así y todo, Martha Wolff, periodista y escritora que se ha movido principalmente en medios de la comunidad judía y autora de más de una decena de libros, ha volcado en Todos juntos se escribe separado más de una treintena de testimonios en primera persona. Es gente que ha conocido lo que significa ser extranjero, o ser distinto, y no ser tratado como corresponde, o en el peor de los casos, ser despreciado por los de su mismo origen o nacionalidad.

La discriminación es un tema doloroso para quien la padece. Daña moral y espiritualmente al resto de la sociedad; implica un retroceso, una desnaturalización del ser humano. No debe entonces llamar la atención la advertencia divina arriba citada. Una y otra vez los seres humanos, lejos de ver al otro distinto pero igual a uno, ambos creados a imagen y semejanza, lo vemos como un escollo, un estorbo, una molestia; ese “distinto” que nos genera un inexplicable resquemor. O en el peor de los casos, ese otro es cosificado.

Algunos de los testimonios recogidos por Martha son de personas que por alguna razón tuvieron que abandonar su país de origen y debieron adaptarse a la fuerza al nuevo entorno so pena de terminar siendo “sapo de otro pozo”; otros, son testimonios de gente discriminada por sus connacionales, sea por motivos de raza o de condición social. Es decir, el desprecio al “otro”, al “distinto” no conoce fronteras, ni edad, ni estratos sociales.

Y cuando uno recorre las páginas de Todos juntos se escribe separado, tiene una sensación ambivalente. Por un lado, sorprende gratamente la excelente predisposición de los entrevistados, que fueron muchos, y en la mayoría de los casos con historias de vida sobrecogedoras y que no obstante pudieron compartir su experiencia. Por otro, sorprende no tan gratamente que esos treinta y tantos ejemplos sean tan solo un ínfimo porcentaje de un número a nivel global que excede incluso toda cifra que uno pueda hacerse en la mente.

Sobrevivientes del Holocausto y de los atentados a las entidades judías en Buenos Aires; los maltratos a los conscriptos que obligadamente tuvieron que luchar en inferioridad de condiciones en Malvinas, en 1982; inmigrantes bolivianos que saben lo que significa trabajar en talleres clandestinos a cambio de una mísera cifra; un ciudadano venezolano que narra los padecimientos que vivió él y que viven aún hoy sus compatriotas bajo la dictadura de Chávez y ahora de Maduro; personas de pueblos originarios marginados y maltratados por el hombre blanco; un ciudadano libanés que padeció la guerra y la persecución a periodistas en su país; la mención al primer genocidio del siglo XX -el de los armenios- relatado por un descendiente de esos mártires; los padecimientos de los ucranianos bajo el régimen de Stalin; inmigrantes chinos y japoneses que son argentinos para los de su país, pero no para los argentinos mismos; un caso de una mujer de la comunidad judía falsamente acusada de abusar de menores. Y así, sigue la lista.

Es difícil resumir todo lo que cada uno ha narrado, es complicado sintetizar en pocas páginas el dolor que se ha vivido y cómo fueron rearmando sus vidas. Y Martha Wolff tuvo la generosidad de ceder un espacio a cada persona que fue conociendo y la ha marcado profundamente. En el recorrido de las páginas del libro hay también referencias a libros que algunos de los narradores ha escrito sobre su propia historia, y hacia el final hay un nutrido listado de películas que tratan el tema, proporcionado por una de las personas entrevistadas, el profesor Abraham Zylberman. Citamos uno de sus párrafos a modo de corolario: “La discriminación del otro es producto de la creación de un estereotipo fundado sobre el desconocimiento del otro, del prejuicio hacia el otro y que deriva en acciones de rechazo, intolerancia, y terminan en exclusión social y marginación”. Viviana Aubele

Todos juntos se escribe separado
Martha Wolff
280 páginas
Editorial Ariel (agosto 2020)
Sitio Web Martha Wolff
Comprar el libro

martha wolff todos juntos se escribe separado
Martha Wolff es periodista y escritora. Ha publicado más de una docena de libros de temática  judía, abordajes universales, la mujer, el humor, la vejez, la discriminación y las historias familiares. También lo ha hecho en medios de la comunidad judía y otros medios argentinos. Es una mujer de radio y directora de documentales. Es periodista independiente y conferencista a nivel nacional e internacional. 

Publicado en:

Deja una respuesta