SYLVIA, admirable estreno

Dioses, ninfas y pastores en el Colón

Ballet en tres actos – Música: Léo Delibes –  Coreografía: Frederick Ashton – Reposición: Susan Jones – Primeros bailarines y Ballet Estable del Teatro Colón dirigido por Maximiliano Guerra – Orq. Filarmónica de Buenos Aires dirigida por Emmanuel Siffert

Incorporar al repertorio del elenco del Colón un ballet completo de Sir Frederick Ashton –cofundador del Royal Ballet de Londres- es un acontecimiento que debe ser celebrado. El coreógrafo es uno de los puntales de la tradición de la danza inglesa, y su ballet Sylvia fue concebido para la estrella Margot Fonteyn en 1952. En la mitológica historia, la cazadora, raptada por Orion, se une a su amado, el pastor Aminta, por obra y gracia de Eros y Diana, divinidades cuya complicidad da lugar a un feliz final. Todo ello es excusa para introducir gran cantidad de personajes secundarios, homenajeando al mejor estilo académico en pleno siglo veinte.

Es destacable la importante labor de la repositora Susan Jones para transmitir a los jóvenes del cuerpo estable la disciplina de Ashton; seguramente con el correr de las funciones, el elenco -reforzado por alumnos de la escuela del Teatro-, se irá puliendo y afianzando. La producción escénica realizada en el Teatro Colón es excelente; el magnífico vestuario brilla en sus preponderantes dorados y ocres.

Nadia Muzyca debió asumir el protagónico luego de que Karina Olmedo se lesionara el día anterior al estreno; la difícil coreografía tuvo en ella una adecuada traductora. Como Amintas, fue impecable la actuación de Federico Fernández; indudablemente, el bailarín se encuentra en su mejor momento artístico. Dalmiro Astesiano puso toda su fuerza dramática como Orión, y Daiana Ruiz fue una enérgica y elegante Diana, en este bienvenido estreno. Patricia Casañas

Fue el domingo 23 de agosto de 2015
Teatro Colón
Libertad 651 – Cap.
(011) 4378-7109

Publicado en:

Deja una respuesta