RIGOLETTO, atractiva maledizione

Buena versión escénica de la ópera de Verdi por el Ensamble Lírico Orquestal

RigolettoElenco: Enrique Gibert Mella, Fermín Prieto, Cecilia Layseca, Claudio Rotella, Virginia Scavino, Sebastián Angulegui, Vanina De Bonis, Alfredo González Reig, Gastón Efficace, Eduardo Chillari, Angie Maya – Dirección de escena: Luis Gaeta – Escenografía: Victoria Chacón y Gabriela Mayoni – Vestuario: Paula Guidi Matarás y Miguel Alejandro Flores – Iluminación: Gonzalo Berdes y Luis Bolster – Dirección orquestal: Dante Ranieri

Un nutrido público acompañó al Ensamble Lírico Orquestal en la primera de las dos representaciones previstas de la ópera Rigoletto, de Giuseppe Verdi. Esto nos alegra, pues el trabajo que viene desarrollando desde hace años esta asociación independiente de músicos, dirigida por Gustavo Codina, verdaderamente amerita que sus producciones lleguen a una cantidad de público cada vez mayor. La puesta tenía un atractivo especial: la participación del reconocido Luis Gaeta, en este caso no como protagonista, sino como director de escena.

El despliegue escenográfico y el vestuario fueron muy atractivos. No hubo nada que envidiarle a las puestas de otras compañías privadas de ópera aun con mayores recursos económicos. Fue muy destacable el desempeño vocal de Enrique Gibert Mella en el rol protagónico, vitoreado con toda justicia al terminar la emotiva aria en la cual el bufón ruega compasión a los cortesanos que raptaron a su hija. Poco antes, otro momento notable estuvo a cargo del tenor Fermín Prieto, en el comienzo del segundo acto, durante el aria que muestra el costado humano del Duque de Mantua, conmovido por la desaparición de la única mujer que ha logrado enamorarlo. Siempre correcto, también Claudio Rotella mostró sus dotes de bajo en un excelente Sparafucile.

Algunas caracterizaciones no lograron ser del todo convincentes: al Monterone de Sebastián Angulegui, muy bien cantado, le faltaron un par de décadas para encarnar al viejo que Francesco María Piave propone en el libreto. En el mismo sentido, Cecilia Layseca, sin duda gran cantante y de mucha experiencia, presentó muy poca diferencia de edad respecto de su supuesto padre, quien a su vez pareció por momentos mejor erguido y menos contrahecho de lo que uno espera del personaje. De igual modo, ya sobre el final, la resolución escénica de la muerte de Gilda tendió a disminuir el dramatismo de esa conclusión de por sí brutal. En cuanto a los roles menores, no por serlo deberían ser confiados a cantantes que no han logrado todavía una madurez que no desentone demasiado con los protagónicos. Será interesante, en todos los casos, escuchar el segundo de los repartos, para evaluar diferencias.

La dirección orquestal, a cargo de Dante Ranieri, fue correcta y precisa, exceptuando algún desajuste con el coro en un pasaje rápido. Sin embargo, nada opaca los méritos enormes de este Rigoletto aplaudido por los espectadores, que definitivamente no defraudó. Germán A. Serain

Fue el 11 de septiembre de 2016
Auditorio de Belgrano
Virrey Loreto 2348 – Cap.
(011) 4304-8834
ensamblelirico.com.ar

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en: