NADAR MARIPOSA, radiografía del instinto

Competir mueve a quienes temen al fracaso y se aferran al éxito para ser queridos

Actuación y Música: Fernando Sayago – Vestuario: Alfredo De La Fuente – Escenografía: Agustín Escalante – Iluminación: Gastón Calvi – Dramaturgia y Dirección: Lucas Lagré

Como lo afirma Lucas Lagré, su autor y director, Nadar Mariposa reflexiona sobre la masculinidad en el mundo del deporte. Más allá de esto, se podría decir que la obra reflexiona también sobre la competencia o competitividad, ese instinto humano que nos lleva a superarnos pero también a buscar destruir a nuestro rival. La competencia no solo se da en el deporte sino en la política, en cualquier empresa, institución, o inclusive en el ámbito del arte que se rige por premios y concursos que prestigiarán a los autores. Es así como esta pieza tiene mucho para decirnos de la vida misma.

Fernando Sayago se reafirma como un actor de cualidades sorprendentes a la hora de construir un personaje. Desde la voz hasta los gestos y las posturas corporales, todo es contemplado en este trabajo actoral que los espectadores aplauden efusivamente. Lucas Lagré es incisivo con su guión desde el cual ironiza y cuestiona distintos aspectos de la sociedad que tienen que ver con el típico macho argentino, la discriminación, el racismo, la intolerancia y la presión excesiva a la que muchos nos hemos visto sometidos en algún momento, en una sociedad exitista donde no hay lugar para las dudas o las debilidades. Desde la dirección, Lagré logra una labor sólida que lleva a Sayago por el mejor camino.

¿Será que la mariposa, al simbolizar la belleza efímera, simboliza también lo efímero del éxito? Esta obra tiene que ver con esta idea: ganar será esa meta tan esperada por los deportistas, pero perder será ese fantasma tan temido por muchos que, luego de estar en la cima, bajan abruptamente y no pueden tolerar la caída. En el año del mundial de fútbol, ver esta obra resulta una oportunidad para pensar acerca de las figuras que idolatramos como sociedad y que cuando fallan pasan fácilmente de ser dioses a ser figuritas descartables.

El personaje nos da la receta del éxito pero muestra que no es infalible. Mientras se prepara para una carrera, repasa momentos clave de su formación, y comparte sus secretos. Nadar mariposa nos habla del mundo de la natación y resulta una radiografía humana; es también una propuesta que invita a transitar las aguas donde cada uno debe nadar. Una lucha por no hundirse, pero también una invitación a sumergirse para observar las corrientes más profundas que mueven nuestros actos. Milly Vázquez

Domingos a las 20.30
(hasta 29 de julio 2018)
El Método Kairós
El Salvador 4530 – Cap.
(011) 4831-9663
elmetodokairos.com.ar

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta