MARÍA LAURA ANTONELLI, entrevista

La compositora que desafía los roles tradicionales presenta su nueva obra sinfónica

Luego de Argentígena, convocada por la orquesta Juan de Dios Filiberto, María Laura Antonelli presentará Infernadero, su nueva obra sinfónica, el miércoles 30 de octubre en el CCK. Si bien fusiona la música contemporánea con el tango, opina que hay una raíz en el tango que debe permanecer.

Apuesta a una “música degenerada” porque transgrede los límites convencionales de los géneros. Con títulos tan originales como Los pianos de marfil, Dejar morir, Embrujo, Esqueletos de barcos y gritos olvidados o Caballos imaginarios, Antonelli se afianza principalmente como una música creativa que combina lo analógico y lo sintético para generar nuevos universos sonoros.

¿Cómo surge esta convocatoria de la orquesta Juan de Dios Filiberto?
La convocatoria surge en agosto de 2018 apenas se dio a conocer mi disco Argentígena (2018- Acqua Records), que empezó a circular en redes y plataformas y ahí fue que me llamaron para proponerme una composición orquestal con piano y electroacústica para hacer especialmente para la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto. 

¿Te parece que en el mundo del tango siguen prevaleciendo los hombres? ¿Cuál ha sido tu experiencia como mujer compositora?
Las mujeres hemos sufrido una opresión histórica no sólo en el tango.  Es muy marcado al investigar que es muy pequeña la cantidad de mujeres que han trascendido y que hoy suenan; en relación a la obra de los hombres en el tango, es cierto. Pero hoy creo que esa es una discusión que no tiene sentido ya, porque hemos visto que el sistema oprime a mujeres como a hombres poniendo roles fijos sin permitirnos ser o actuar realmente como consecuencia de aquello con lo que nos identificamos, más allá del género.
El tango como pequeña etnia siempre fue machista. Pero también muchos hombres se han sentido aplastados por el mandato de tener que actuar de determinadas maneras “como machos” por mujeres y por hombres. Somos víctimas de un sistema que nos necesita binarios. Lo importante es generar conciencia y que haya un impulso muy fuerte para poner esas cosas sobre la mesa y empezar a tratarnos como pares siendo sujetos dignos de respeto por nuestro trabajo. Pienso que demonizar al hombre es hacerle el juego al sistema.
Ponernos nosotras al poder es justamente tomar los espacios donde se nos puso históricamente de “mujer adorno” o de dama de compañía, o sonriendo con poca ropa con una bandeja en una mano. Y no por ello hay que creer que el sujeto de género masculino sea el enemigo. Es hora de tomar conciencia de que el sistema nos utiliza a todos y nos encasilla en diferentes roles de manera que creamos que el enemigo es el que tenemos al lado. 

María Laura Antonelli ¿Cómo combinás lo sintético y lo analógico en tu música?
En este trabajo, el desafío tiene que ver con encastrar los timbres de manera que no se logre distinguir cuál es realmente la fuente sonora. Me gustaría pensar que por momentos no se sepa bien qué es lo que está sonando, de manera que los discursos solistas, cuando tienen lugar, también puedan tener más relieve. El contraste de los empastes y las tímbricas definidas es fundamental.  

¿Tu música puede ser definida como académica o contemporánea?
No sé, no puedo poner yo una etiqueta a mi música. Creo que es sólo música. Posiblemente viene con todo el bagaje de lo que he recorrido en este tiempo.

¿Crees que el tango debe apostar a la renovación constante?
No. Creo que el tango tiene una raíz tradicional que siempre va a ser conservadora de las formas y los elementos estilísticos, y es necesaria como documentación histórica, y de donde hemos estudiado y aprendido. Sin embargo creo que cada músico en tanto creador, tiene la libertad de hacer lo que le resulte más genuino en su búsqueda. A mí me llama la necesidad de componer porque siento que el discurso tradicional -si bien amo profundamente y es mi raíz- no es lo que se identifica con lo que tengo para decir. No quiero limitar lo que tengo para decir para entrar en una etiqueta. 

¿Infernadero está compuesto de piezas solo instrumentales o también con voz?
Son piezas instrumentales. La aparición de voces es un elemento del discurso sonoro aparecido en determinados momentos de la obra. Pero no hay ningún cantante.

¿Por qué decís que Infernadero puede ser considerada “música degenerada”?
Eso sería la consecuencia de que no encaja en ningún género. Estamos en un momento en que no estaría mal plantearnos las categorías de género, estilo, origen e identidad, no sólo en la música. Creo que está pasando en todo orden y que es un arma de doble filo. Porque no quiere decir que vale todo, sino que nos llama a reflexionar acerca de lo que elegimos para construir nuestra identidad.

¿Cómo se diferencia este trabajo de Argentígena?
La mayor diferencia es que es una obra especialmente compuesta para orquesta, es un trabajo diferente. Argentígena lo compuse para piano, improvisando en el piano y tomando apuntes, la música fue atravesada por lo pianístico. Creo que en Infernadero lo principal es la tímbrica y los discursos diversos de la orquesta. Está pensada desde lo espacial, los empastes sonoros, los equilibrios de la instrumentación y cómo discurre un piano o un elemento sonoro sintético en ese entramado. Nada que ver. Sí tienen en común que ambos son degenerados, jaja.

¿Cómo se relaciona la música de María Laura Antonelli con el otro repertorio que se va a ejecutar en la misma fecha?
La verdad es que al ser tres estrenos, yo voy a saberlo ese mismo día. Lo interesante es que ambos compositores son muy admirados y respetados así que seguro va a estar buenísimo y me encanta la idea de compartir programa con ellos.

¿Qué expectativas te genera este estreno de Infernadero con la orquesta Juan de Dios Filiberto?
Tengo ganas de que suene todo el Auditorio Nacional del CCK, que se llene de música viva.

Infernadero
se presentó el 30 de octubre a las 20
Auditorio Nacional del CCK
Sarmiento 151 – Cap.

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Deja una respuesta