MANFREDO KRAEMER, con la Sinfónica Nacional

Espectacular concierto con la dirección del violinista experto en música de los siglos XVII y XVIII

Fue un concierto especial por partida doble. Por un lado, porque estuvo dedicado a la memoria de Gerardo García, cornista de la Orquesta Sinfónica Nacional, fallecido recientemente, y que durante más de tres décadas se desempeñó en esa formación. También porque la dirección estuvo a cargo del maestro Manfredo Kraemer, y era de esperar que su sobrada experiencia en la música de los siglos XVII y XVIII se hiciera patente en la presentación conjunta de orquesta y director.

Con Federico Ciancio en el clave, el concierto abrió con Johann Sebastian Bach (1685-1750) y su vibrante Suite para orquesta No. 3 BWV 1068. Después de una estupenda ejecución de la Ouverture, el público presente en la sala, en que prácticamente no cabía un alfiler, se deleitó con el segundo movimiento, Air, quizás la pieza más difundida de Bach padre. La obra transitó de manera brillante por los tres movimientos restantes, Gavotte I y II, Bourée y la monumental Gigue.

El terreno quedó abonado para la siguiente pieza, esta vez de Carl Philip Emmanuel Bach (1714-1788): la Sinfonía en re mayor no. 1 WQ 183/1, compuesta hacia 1775, preparando el camino para la música de Beethoven y quizá proveyendo inspiración a un Haydn aún en carrera. Con un magnífico despliegue de toda la orquesta, pero en especial de los vientos, en el allegro di molto, la sinfonía fue una verdadera fiesta del clasicismo.

Joseph Haydn (1732-1809), apodado “padre de la sinfonía”, fue el tercer y último compositor elegido para este fantástico concierto. Se escuchó, precisamente, la Sinfonía en mi bemol mayor no. 103, mit dem Paukenwirbel (“Redoble de timbal”), compuesta en 1795. La anteúltima de un conjunto de doce sinfonías se destaca por el largo redoble de timbal en el primer movimiento, muy bien logrado en una interpretación en que la orquesta brilló además con el grandioso Finale: allegro con spirito.

Fue un concierto con una carga altamente emotiva, en una sala llena y con un acertado y estupendo repertorio, ideal para que el maestro Manfredo Kraemer y la Orquesta Sinfónica Nacional hicieran el  derroche de talento y de calidad que hicieron. Viviana Aubele

Fue el 6 de julio de 2022
CCK – Sarmiento 151 – Cap.
cck.gob.ar

Publicado en:

Deja una respuesta