LOS DÍAS FELICES, lo cotidiano deformado

Lo cómico y lo trágico se entrelazan en un sólido trabajo de dirección y actuaciones

Los días felicesActúan: Gerardo Baamonde, Rita Terranova – Vestuario y Escenografía: Juan Miceli – Autor: Samuel Beckett – Iluminación, Dramaturgia y Dirección: Rubén Pires

Los días felices es definida como una comedia grotesca. Como señala Patrice Pavis, lo grotesco tiene que ver con la deformación y está asociado estrechamente a lo tragicómico; reproduce miméticamente el caos a través de una imagen reelaborada, refleja lo inarmónico de la sociedad. En esta comedia iremos muy fácilmente del llanto a la risa, y podremos observar de cerca la relación inarmónica entre los dos personajes.

La historia de Winnie y Willie es encarnada por Rita Terranova y Gerardo Baamonde, quienes nos entregan un genial trabajo actoral, pulido y conmovedor. Ella está inmovilizada bajo un montículo de tierra y solo se puede ver su torso. Habla demasiado, pero no puede moverse. En oposición, él puede moverse (aunque con movimientos torpes), pero casi no habla. La obra trata acerca de la incomunicación en un mundo donde podemos ver el deterioro humano de la manera más cruda. Winnie tiene dificultades para recordar palabras y Willie se comporta de manera animal.

Se ha apostado al poder connotativo de la palabra, porque Beckett va mucho más allá de la dimensión denotativa del lenguaje. El texto conlleva múltiples intertextualidades. En este material se pueden rastrear tanto a Shakespeare como a Descartes y Schopenhauer. El personaje semienterrado, ¿estará haciendo alusión a que está en medio de la vida y la muerte? A fin de cuentas, el destino de todo humano es terminar enterrado. Las palabras que se repiten y la imposibilidad de recordar nos hablan de lo irremediable de la condición humana; nos vemos atrapados en el sinsentido de la vida y no podemos escapar de él.

Rubén Pires, experto en la obra beckettiana, el año pasado supo entregarnos una bellísima versión de seis obras cortas del dramaturgo irlandés. Este año, nuevamente la puesta cuenta con la supervisión dramatúrgica de Lucas Margarit, doctor en filosofía y letras por la UBA y también experto en la poesía de Beckett. Pires capta a la perfección el lenguaje críptico de uno de los autores más influyentes en el siglo xx y nos lo hace llegar de manera impactante.

Hay que recalcar que las actuaciones de Terranova y Baamonde son esenciales: esta es una obra donde la interpretación de las palabras juega un rol primordial. La destreza del director, sumada a estas comprometidas interpretaciones y una excelente labor de Juan Miceli (a cargo del vestuario y la escenografía), hacen de este trabajo una puesta memorable, muy lograda, y que suscita diversas emociones. Milly Vázquez

Se dio hasta fin 2018
Teatro El Tinglado

Mario Bravo 948 – Cap.
(011) 4863-1188
teatroeltinglado.com.ar
Rubén Pires en este Portal
Samuel Beckett en Wikipedia

Vota esta nota

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicado en:

Un Comentario

Deja una respuesta