HERMAFRODITA, partido en dos

La historia de Herculine en elocuente puesta de Alfredo Arias

HermafroditaIntérpretes y coreógrafos: Mayra Bonard, Carlos Casella – Iluminación: Matías Sendón – Sonido: Diego Vainer – Arte Visual: Nicola Costantino – Texto: Alfredo Arias – Dirección: Alfredo Arias, Mayra Bonard, Carlos Casella

Considerado primero mujer y luego varón, Herculine Adélaîde Barbin, alias Alexina B, el hermafrodita francés del siglo diecinueve, tuvo una existencia no exenta de dolor y marginación. Michel Foucault recuperó sus memorias y ahora es Alfredo Arias quien las rescata para compartirlas con el público.

La puesta es sobria y vemos a Mayra Bonard y a Carlos Casella impecablemente vestidos de traje. Ellos se sacan y se ponen la ropa, se desnudan de manera parcial ante el público. Son quienes relatan las experiencias que han marcado la vida de Herculine. Los espectadores escuchan todo aquello que ha tenido que padecer por su ambigüedad sexual y porque vivió en un mundo donde la ciencia insistía en catalogar a las personas como hombre o como mujer.

Herculine evidenciaba atributos de ambos sexos y fue muy infeliz cuando no pudo tener una sexualidad plena ni desarrollarse como persona. En Paris vivió en la pobreza y escribió sus memorias. Su cuerpo fue encontrado sin vida por inhalación de gas en 1868.

Las coreografías, ideadas por los mismos Casella y Bonard para Hermafrodita, ponen de relieve la significación del cuerpo en todo momento. No apuestan a exhibir genitalidad sino a sugerir con algunas escenas, a veces implícitas y otras explícitas, pero siempre ocultando algo. De este modo el cuerpo conserva un misterio, un secreto que no se revela a la audiencia.

Al desdoblar a Herculine en dos personajes se deja muy claro que son dos las identidades que conviven en una sola persona. Son acertados los trabajos de los actores y bailarines que se comprometen a fondo con este singular relato. Podemos apreciar la presencia de la artista plástica Nicola Costantino en un video donde se la ve peinándose y maquillándose. Busca quizás una identidad también, que puede construirse y deconstruirse; busca esa máscara para conseguir la aceptación social.

Estamos ante un caso donde Herculine no pudo elegir su identidad porque la naturaleza y los médicos decidieron por él. Fue rebautizado como Abel y perdió todas las esperanzas de ser libre. Con tono de conferencia, el texto de Hermafrodita nos brinda los detalles de su vida. Hasta que los protagonistas le prestan su carne a esta historia y entonces la sentimos cada vez más próxima. Una potente elección por parte de Alfredo Arias es la de transmitirnos la lucha de una persona que no encontró su lugar en el mundo, porque no se lo permitieron. Milly Vázquez

Hermafrodita formó parte de la programación FIBA 2020.

Publicado en:

Deja una respuesta