FEDRA, una tragedia clásica

Excelente versión de un tema mitológico griego

FedraActúan: Gastón Biagioni, Marcelo D`Andrea, Marcela Ferradás, Horacio Peña, Francisco Prim, Emilio Spaventa – Música: Carlos Ledrag – Músicos: Juan Denari, Arauco Yepes – Vestuario: Luciana Gutman – Escenografía: Marcelo Valiente – Iluminación: Leandra Rodríguez – Autoría: Juan Mayorga – Dirección: Adrián Blanco

Las distintas versiones de la leyenda de Fedra no se ponen de acuerdo en cuanto a por qué Teseo, después de haber matado al Minotauro y de haber partido en su barco arrastrando con él a Ariadna, la hija del rey Minos, terminó abandonándola en la isla de Naxos. Pero más tarde, en lo que algunos podrían considerar un gesto de empecinamiento, el héroe regresaría a Creta para llevarse por la fuerza a Fedra, la otra hija del rey.

Tampoco se entiende muy bien cómo es que se espera que una mujer secuestrada, arrancada de su patria y de su familia contra su voluntad, luego se muestre leal y fiel a su captor. Podríamos especular y hablar de alguna condición relacionada con el síndrome de Estocolmo, pero tampoco queremos desviarnos tanto de lo nuestro. Lo cierto es que Fedra, luego de haber engendrado con Teseo a su hijo Acamante, se termina enamorando de Hipólito, el hijo mayor del héroe, de cuya juventud es un fiel reflejo.

Por supuesto, en este singular triángulo pasional germinará de manera inevitable la tragedia. Muy lejos del romanticismo hollywoodense, y acaso mucho más cerca de la realidad, los clásicos griegos entendían que esa cosita loca que solemos llamar amor muchas veces puede convertirse en la raíz del espanto.

Dirigida por Adrián Blanco sobre un libro escrito por Juan Mayorga, la obra está muy bien lograda. Las actuaciones de todos los protagonistas son destacables por igual, convincentes y poéticas, en un espacio que favorece la proximidad con el espectador. La música elaborada por Carlos Ledrag es también protagonista, se agiganta creando intensos clímax al sumarse a las percusiones ejecutadas en vivo con arte e inteligencia por Arauco Yepes.

El trabajo, que refleja crudamente una misoginia de la cual nuestra cultura es digna heredera, deja abiertas varias líneas de reflexión. Una de ellas es la que vincula la pasión con la moral y la culpa. ¿Quiénes son los buenos y los villanos en esta historia? ¿Qué tan culpable es quien se deja llevar por sus pasiones o intenta resistirse como sea a ellas? ¿Es posible actuar de buena fe y que nuestros actos desemboquen de todos modos en desastre? ¿Hasta qué punto sirve luego el arrepentimiento?

De pasiones y de culpas se trata. De aceptar aquello que nos es impuesto, rechazando lo prohibido, o de rebelarse. A sabiendas, claro está, de que cualquier sublevación lleva siempre implícito un peligro. Germán A. Serain

Se dio hasta fin de 2019
Teatro San Martín
Sala Cunil Cabanellas

Av. Corrientes 1530 – Cap.
0800-333-5254

complejoteatral.gob.ar
Adrián Blanco en este Portal
Juan Mayorga en este Portal
Fedra, la tragedia griega

Publicado en:

Deja una respuesta